Jujuy OnLine Noticias

Fuerzas de Seguridad federales podrán utilizar armas

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, relanzó el protocolo de seguridad, en esta etapa con el uso de armas de fuego para fuerzas de seguridad federales.

La funcionaria confirmó que en esta primera etapa, que arranca este mismo jueves, la Prefectura Naval Argentina volverá a poder usar armas largas, y agregó que su intención es volver de todos modos al antiguo protocolo que había instalado en su gestión anterior como ministra de Seguridad.

Ese método, había sido derogado por Sabina Frederic al poco tiempo de asumir en el cargo en diciembre de 2019, durante la administración de Alberto Fernández. La ministra estimó que la medida impactará beneficiosamente en la defensa de las fronteras.

Para Bullrich la derogación del protocolo que implementó, “dejaba especialmente a la Prefectura Naval Argentina en una situación desventajosa en el patrullaje de ríos de frontera en relación con la criminalidad organizada” por “la restricción de uso de armas de largo alcance, que siempre fue utilizados para proteger al personal y a nuestras fronteras”.

“Las armas cortas que hoy tienen permitidas no tienen el alcance necesario cuando los botes o barcos que vienen con cargamentos ilegales cruzan y se van hacia la frontera de enfrente. Sea un lugar de Argentina, Brasil o Paraguay. Todos los días estamos viendo noticias y los hechos violentos que enfrenta la Prefectura”, destacó en conferencia de prensa.

“En el último tiempo los agentes han arriesgado la vida llegando al límite” dijo la funcionaria nacional, y agregó que “han sido amenazados por delincuentes que los han superado en capacidad de fuego” por “la diferencia en el uso de armas que existe entre la Prefectura y aquellos delincuentes que intentan ingresar o sacar materiales ilegales o drogas de la Argentina”.

El protocolo

La medida, conocida internamente como “Reglamento General para el Empleo de las Armas de Fuego por parte de los Miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad”, fue dictada bajo la resolución ministerial 956/2018. Según la norma, las fuerzas federales tendrán mayor libertad para disparar sus armas en casos de delitos graves y persecuciones.

La norma afirmaba que se hará uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos, en los siguientes casos:

A) En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves.
B) Para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas.
C) Para proceder a la detención de quien represente ese peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad.
D) Para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente, y hasta lograr su detención”.
El protocolo del Ministerio se aplica de manera interna y no influye en las decisiones que pueda tomar la Justicia sobre efectivos acusados de los delitos de homicidios y lesiones graves, hasta cierto punto.

Relacionadas

Las provincias reclamaron la devolución del Fondo de Compensación de Transporte

Editor

Adorni anunció que el Gobierno decidió el «cierre definitivo del Inadi»

Editor

El lunes habrá paro general de ATE por el reclamo salarial

Editor