Jujuy OnLine Noticias

«Patricia Bullrich me hace lo mismo que Milagro Sala»

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, se refirió a la idea de incluir a Juan Schiaretti en la alianza: «Juntos por el Cambio se ha perdido la perspectiva nacional de lo que necesita el país». A su vez, afirmó que las medidas extremas de los halcones se cruzan con las de Javier Milei. «Hay que salir de la concepción ortodoxa, propia y ajena», indicó en Modo Fontevecchia.

Hay una cuestión estructural entre los que creen que hay que colocar una política económica neoliberal y los que creen que las reformas deberían ser progresivas porque la cultura política argentina es más de centro-izquierda. ¿Cuál es su visión al respecto de esto, más allá de la coyuntura específica?

Posiblemente se trate de eso este debate en el espacio, con posiciones ideológicas al respecto de cómo encarar la etapa que viene. El FdT va a dejar una economía más complicada que la que tenemos actualmente. Estamos convencidos que tenemos que poner en marcha medidas que estabilice la economía.

A su vez, hay una derechización en la sociedad argentina. Muchas veces algunos periodistas te preguntan cuántos argentinos más hay que sacrificar en honor a este ajuste. Habiendo más de 40% de pobres, necesitamos un Estado presente en la concepción de Estado eficiente.

A mí me tocó resolver 22 años de déficit fiscal, no se puede gobernar gastando más de lo que se puede, hay que ordenar las cuentas públicas. El año pasado invertimos 5.000 millones para atender a 160 mil chicos que le damos de comer en los comedores escolares, además de ampliarlos y crear nuevos. Y este año duplicaremos la cifra.

En términos de desarrollo humano, salud y educación pública estamos presentes. Se escuchan planteos desde la parte más extrema del espacio acerca de que vamos a resolver la inflación y salir del cepo inmediatamente, y eso es imposible.

Con nuestro equipo económico pensamos que podremos bajar la inflación a 2 puntos por mes y salir del cepo nos va a llevar 6 meses, mínimo. Y en el segundo semestre del primer año de gobierno tal vez unifiquemos el tipo de cambio para profundizar un modelo exportador.

Vamos a hacer lo que no se ha hecho en ninguna crisis en el país: acompañar a las medidas productivistas macro con un sentido federal. Tenemos un paquete de medidas como la modificación de la legislación para la micro y pequeña empresa, separándola de la mediana, con baja de la presión fiscal y el costo laboral.

Lo escucho y percibo una mirada económica coherente con el radicalismo, ¿pero cuál es su propio diagnóstico al respecto de la merma en la intención de votos en Juntos por el Cambio? ¿Responde a la pelea de Bullrich y Larreta o a que la mayoría de la sociedad no quiere un ajuste?

Es por las dos cosas, desde la posición extrema que expresan Macri y Bullrich, que son lo mismo, alaban visiones de Milei, que es un loco desquiciado que no se puede hacer cargo de Argentina.

Luego está la pelea interna entre Bullrich y Larreta, que viene de hace tres meses y nos mete en una meseta. Ella ha iniciado una campaña de descalificación contra Larreta y contra mí, siguiendo la lógica de “me llevo todo o nada”

Por ejemplo, la inclusión de José Luis Espert es negada en función de la posibilidad de que sea candidato a presidente, pero si fuera para otro cargo no habría problema. Esto es lo que el PRO está aportando a la Mesa de JxC y estamos pagando un costo muy alto.

Nosotros queremos ampliar el espacio, incluso aunque Espert tenga un pensamiento más cercano al macrismo. Desde que el radicalismo hizo un acuerdo con el PRO pensamos que la diversidad puede generar una energía para transformar.

En el caso de que Espert sea candidato a presidente, Bullrich podría decir que al competir contra ella le saca votos y beneficia a Larreta. Al mismo tiempo, Juan Schiaretti le sacaría votos a Larreta porque hay puntos de superposición.

¿Pareciera haber un tema personal en el sentido de que con cualquiera que se presente va a haber alguien que piense que está en su contra, más allá de lo ideológico?

Todo es en función de cómo se potencia una candidatura dentro del espacio, a cualquier costo.

¿Pero si fuera candidato Schiaretti no le quitaría más votos a usted, Larreta o a Bullrich?

La negativa a Schiaretti es para consolidar Córdoba, para que se le dificulte a Larreta hacer campaña allí. Dentro de JxC se ha perdido la perspectiva nacional de lo que necesita el país, que sería una gran coalición fuerte que garantice gobernabilidad.

No es lo mismo incorporar a Schiaretti ahora que después, si lo hace el 14, cuando se presenten los frentes, forma parte de dicha coalición y de las leyes importantes que haya que votar. Hay que salir de esta situación con iniciativa política, creciendo y rompiendo la grieta.

Alejandro Gomel (AG): Macri dijo “el cambio y la unidad son importantes, pero en ese orden, el cambio primero”. ¿Cree que hay sectores que están buscando romper la coalición?

Puede que se les pase por la cabeza esa idea irresponsable. Pero Macri llevó a su casa a Martin Llaryora, que es el candidato de Schiaretti. Hasta hace poco tiempo insinuaba que podía formar parte del espacio a partir de todas sus coincidencias.

Más allá de lo que se diga, hay una concepción muy cerrada por parte del macrismo dentro de JxC y eso no le hace bien ni a la coalición ni al país. Quizá tienen cosas habladas con Milei, pero no lo sé.

AG: Lilita Carrió sostuvo que una parte de Macri está jugando para perder y daba el ejemplo de Sebastián Etchevehere que es candidato de Milei.

Es posible, sí.

Lo percibo, en su tono, algo triste, ¿puede ser?

No estoy triste, estoy más convencido que nunca que el camino es ampliar. No me preocupa está enredada de Juntos por el Cambio por querer convertirlo en una secta. Tenemos que garantizar gobernabilidad, son muchos los desafíos por delante.

Día de furia en el Comité de Juntos por el Cambio

¿Si no es tristeza, es que lo decepcionaron los halcones?

Patricia me mandó a algunas mujeres a decirme cosas, y a Alberto Asseff y López Murphy a cambiar el esquema de reunión. Lo que hicieron en el Comité no se hace. Ese piquete que me hicieron ahí no me lo hacen más, por eso pedí que se levante la reunión.

Obviamente, escuchamos a Luis Juez, que es nuestro candidato en Córdoba, y estamos de acuerdo en dar la batalla en esa provincia. Las provincias votaron en función de las necesidades provinciales, porque sino el FdT tendría que haber perdido en todas. Esto es lo que va a pasar en Córdoba.

Pero todo el montaje que vi en mi casa, generado por socios de JxC no lo acepto. Patricia Bullrich me hace lo mismo que Milagro Sala y que los que piden su libertad cuando voy al Conurbano. Tiene que bajar un cambio y dejar de pensar en ella misma.

FUENTE: Perfil

 

Relacionadas

«Jujuy se convertirá en una provincia con mucho potencial y atraerá grandes inversiones»

Editor

Diputados volverá a debatir Ficha Limpia

Editor

Más de 50 funcionarios fueron desplazados o renunciaron en los ocho meses del gobierno de Javier Milei

Editor