Jujuy OnLine Noticias

La compra de dólar ahorro tendrá un recargo del 35% como anticipo de Ganancias

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, anunció que la AFIP impondrá un anticipo del 35% de impuesto a la Ganancias o a Bienes Personales para la compra del dólar ahorro y que los gastos con tarjeta en moneda extranjera se harán a cuenta del cupo de hasta US$ 200 mensuales.

Los cambios forman parte de una batería de medidas tomadas en consonancia con el Ministerio de Economía y la Comisión nacional de Valores (CNV) e incluirán, también, límites en la compra de dólares por parte de las empresas para cancelar deudas, mayores exigencias para la apertura de cajas de ahorro en moneda extranjera y facilidades para vender dólares por pesos a través de operaciones en el mercado de bonos y acciones.

“La AFIP va a establecer una retención de impuesto a las Ganancias del orden del 35% para las compras de dólar ahorro y pago con tarjeta de crédito al exterior”, aseguró Pesce, en una conferencia de prensa en la sede del Banco Central.

Esto quiere decir que quienes opten por comprar el cupo de US$ 200 deberán pagar, además del 30% del Impuesto PAIS, un adelanto del 35% a cuenta de Ganancias o Bienes Personales, lo que llevaría a unos $130 el valor a pagar por cada dólar, a los precios de este martes.

Asimismo, los pagos que se hagan con tarjeta de crédito se harán a cuenta del dólar ahorro, por lo que, si bien no habrá límite para la compra de bienes o servicios con tarjeta de crédito, se descontarán de futuros cupos de US$200 mensuales.

“Si se realiza una compra de US$ 1.000, por 5 meses esa persona no va a poder acceder al mercado de cambios”, explicó Pesce.

En el caso de la apertura de nuevas cuentas en dólares, los bancos deberán “hacer una evaluación de los ingresos” para habilitar una nueva cuenta a sus clientes, en lugar del criterio simplificado que existe actualmente para la apertura de cajas de ahorro en pesos.

“Para la apertura de cuentas, en el caso que estén abiertas, tienen que demostrar que hay ingresos propios para dólares y en cambio se establecerá que no podrán acceder los beneficiarios de planes sociales, establecidos antes o después de la pandemia”, apuntó Pesce.

En el caso de cuentas en dólares con múltiples titulares, el presidente del BCRA detalló que “solo va a regir el límite de US$ 200 por cuenta bancaria, no por CUIT”.

Con respecto a los mercados de títulos y acciones liquidables en pesos y dólares, Pesce explicó que se establecerá “un mecanismo de transparencia para que esas operaciones se realicen en mercados institucionales locales”.

“Se va a prohibir que los no residentes puedan liquidar títulos con moneda extranjera en los mercados institucionalizados y vamos a establecer una limitación para aquellos que adquieran títulos argentinos en el exterior, o activos financieros, no puedan liquidarlos en pesos en el mercado local”, aseguró Pesce.

Asimsimo, dijo que la CNV impondrá “un parking de 15 días hábiles para la transferencia de títulos valores adquiridos con pesos” y, a su vez, prohibirá “que las ALyCs (Agentes de Liquidación y Compensación) puedan realizar operaciones por fuera de los mercados institucionalizados del país”.

Sin embargo, el Banco Central eliminará a partir de este miércoles el período de espera (parking) para las operaciones de compra de títulos en pesos con moneda extranjera en el mercado local.

“Esto va a permitir que los residente con dólares puedan venderlos en el mercado local contra pesos sin parking”, detalló el funcionario.

Agregó que “esto debiera bajar la presión en ese mercado (por el del dólar bolsa), ya que los que quieran vender dólares en ese mercado podrán hacerlo”.

En cuanto a las compras de dólares de empresas para cancelar obligaciones en el exterior, Pesce dijo que se le pedirá a aquellas empresas con vencimientos de más de US$ 1 millón al mes que “presenten un programa de reestructuración de la deuda” que venza a partir del 15 de octubre.

“Estamos planteando que se refinancie el 60% de los vencimientos a 2 años de vida promedio. No postergaciones en el pago de intereses. La intención es que las empresas nos presenten un plan de reestructuración, ver si estas presentaciones mejoran el perfil de los vencimientos de la deuda financiera privada”, aseguró el presidente del Central.

En ese sentido, sostuvo que la mejora en las tasas de interés en pesos hizo que muchas empresas tomaran deuda en pesos para para cancelar deuda en dólares y que “eso nos está trayendo dificultades en el mercado cambiario”.

Reglamentación

Tras los anuncios del presidente del Banco Central, Miguel Pesce, sobre nuevas medidas para frenar la sangría de reservas del Banco Central,  la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la percepción del 35% a cuenta de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales para las operaciones de compra de moneda extranjera.

Entre las decisiones que tomó el Gobierno en las últimas horas, Pesce expresó este martes que en lo referente al dólar para atesoramiento se aplicará “una retención a cuenta del Impuesto a las Ganancias del orden del 35% para las compras de dólar ahorro y pagos con tarjetas de crédito al exterior”.

La resolución de la AFIP fue publicada este miércoles en el Boletín Oficial. Allí se estableció “un régimen de percepción que se aplicará sobre las operaciones que ya estaban alcanzadas por el Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAÍS)”. En efecto, con esta medida, comprar un dólar costará cerca de 130 pesos, después del Impuesto País y la retención a cuenta de Ganancias. También alcanza a las compras con tarjeta de crédito y débito que sean canceladas en moneda extranjera.

No obstante, en la Resolución General 4815/2020 se aclaró que no se encuentran sujetos al presente régimen de percepción -que tendrá una alícuota del 35%- los gastos referidos a prestaciones de salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato, utilización de plataformas educativas y software con fines educativos. Tampoco se incluirá los gastos asociados a proyectos de investigación que se lleven a cabo en el ámbito estatal; y la “adquisición en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinados a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población”.

Las percepciones que se practiquen se considerarán, de acuerdo a la condición tributaria del sujeto pasible, pagos a cuenta de los tributos sobre los Bienes Personales y Ganancias. En tanto, en el caso de los sujetos “pasibles de la percepción”, como monotributistas, trabajadores en relación de dependencia y jubilados que realicen compras en moneda extranjera, podrán solicitar el reintegro de la percepción del 35%.

“Las percepciones practicadas tendrán, para los sujetos pasibles, el carácter de impuesto ingresado y serán computables en la declaración jurada anual del Impuesto a las Ganancias o, en su caso, del impuesto sobre los bienes personales, correspondientes al período fiscal en el cual fueron practicadas”, se explicó. En el caso de compras realizadas con tarjetas de crédito y/o débito, “la percepción será practicada, según corresponda, al titular, usuario, titular adicional o beneficiario de extensión”.

Cuando la percepción sea discriminada en un comprobante a nombre de un sujeto no inscripto ante la AFIP, dicha percepción “sólo podrá ser computada en la declaración jurada anual del impuesto a las ganancias por el contribuyente que haya efectuado el pago de dichas operaciones, siempre y cuando el sujeto no inscripto se encuentre declarado como carga de familia y sólo en la proporción correspondiente. En caso contrario este último podrá solicitar la devolución”.

En el caso de que las percepciones sufridas generen “saldo a favor en el gravamen”, éste tendrá el carácter de “ingreso directo” y “podrá ser aplicado para la cancelación de otras obligaciones impositivas”.

Quienes no sean contribuyentes de Ganancias y de Bienes Personales, pero que se les haya practicado las percepciones anunciadas “podrán solicitar la devolución de gravamen percibido una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción”. Para ellos deberán informar a la AFIP el CBU de la cuenta bancaria y respetar los términos y condiciones que notifique la Administración a través de su página web.

“En el supuesto de que hubiera percepciones no informadas, el sistema permitirá incorporarlas manualmente, a partir del mes subsiguiente a la fecha en que fueron practicadas (por ejemplo, último día del período correspondiente al extracto bancario, fecha de emisión del resumen y/o liquidación de la tarjeta, fecha del comprobante, factura y/o documento equivalente). En todos los casos se deberá disponer del extracto bancario, resumen, liquidación de la tarjeta, comprobante, factura y/o documento equivalente de que se trate, en el cual conste la percepción que se está informando y, en su caso, la fecha del comprobante”, se informó.

De aprobarse la solicitud, el monto a devolver será transferido la cuenta bancaria informada ante la AFIP. Caso contrario a la persona se le informará el monto y los motivos del rechazo.

El Gobierno justificó la medida haciendo referencia a como se ha “acompañado” las “consecuencias económicas” de la pandemia “con diversas medidas de política tributaria que han supuesto una resignación de ingresos fiscales y una desaceleración en la dinámica de la recaudación en términos reales, con relación a los registros observados desde que se inició la pandemia del COVID-19”.

“Estos esfuerzos fiscales deben ser compartidos por los distintos sectores económicos, fundamentalmente por aquellos que pueden acceder a la compra de divisas en moneda extranjera o realizar determinados gastos en dicha moneda, lo cual constituye un indicador de capacidad contributiva”, se argumentó.

FUENTE: Infobae

Comentarios

Relacionadas

La ANMAT suspendió de forma preventiva la comercialización de un medicamento

Editor

Senado: Con un tenso debate, el oficialismo buscará darle media sanción a la reforma judicial

Editor

Alberto Fernández se reunirá mañana con especialistas del comité de crisis antes de anunciar cómo sigue la cuarentena

Editor