Jujuy OnLine Noticias

El Senado volvió a debatir en qué momento comienza la vida y un disertante comparó el aborto con el plan de exterminio nazi

En la segunda jornada de exposiciones, hubo diez oradores a favor y diez en contra. El jueves habría dictamen.

En un debate clave en el Congreso en torno al proyecto de ley que habilita la interrupción voluntaria del embarazo, Alfonso Santiago, abogado y profesor de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad Austral, fue duro en su rechazo. Habló del “exterminio” de los niños y niñas por nacer para “satisfacer el deseo de una persona”. Repitió la expresión varias veces y subrayó que se trata de un “exterminio o eliminación de una persona”. Luego fue más explícito: “Algunos que nos horrorizamos con los campos de exterminio de Auschwitz, que condenamos el terrorismo de Estado estamos profundamente alarmados por este proyecto de ley que autoriza la muerte de seres indefensos y pretende poner el aparato estatal al servicio de tal cruel objetivo”.

Doctor de derecho y abogado por la UBA, Santiago es Director de la Escuela Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Austral y profesor titular de Derecho Constitucional de la Facultad de derecho de la Universidad Austral. Fue uno de los diez disertantes convocados por el plenario de comisiones en contra de la IVE. Hubo otros diez a favor.

En su caso destacó los “gravísimos vicios constitucionales” del proyecto que tiene media sanción de Diputados mientras que celebró el proyecto paralelo de los Mil Días. Apuntó que no se puede tener “desconocimiento de la igual e inviolable dignidad humana” y que el niño o niña en gestación “es alguien, no meramente algo”. “Defiendan la vida de los niños y niñas por nacer”, le reclamó a los senadores.

Más allá de las diferentes posiciones, y de algunos argumentos duros como éste, el debate que condujo esta tarde la pampeana Norma Durango fue ordenado y las preguntas fueron respetuosas y sin agresiones.

“No nos podemos convencer una postura con la otra”, advirtió por su parte la mejicana Marta Lamas Encabo que refirió la discusión la debe resolver la política. “Nadie discute si es vida, es vida pero no es lo mismo la vida de un embrión que la vida de un recién nacido”, señaló como antropóloga luego de explicar que si bien “hay vida desde la fecundación son momentos distintos, distintas etapas, el del óvulo y el del feto”. Moderada, pidió a los participantes no plantear las cosas “como si fuéramos enemigos en todo”.

Catedrática del Instituto tecnológico autónomo de México (ITAM) Lamas fue nominada para el Premio Nobel de la Paz en 2005 y en 2017 recibió el Premio “Doctor Honoris Causa con perspectiva de género” de la Universidad de México. En su disertación y al responder preguntas instó a los senadores a pensar una solución política y jurídica y reconoció que “lo moral va a estar todo el tiempo pero las sociedades tienen que construir caminos para prevenir abortos. Mientras llega ese maravilloso momento -continuó- hay que ayudar a que se resuelva que haya mujeres privilegiadas que abortan en buenas condiciones aunque sea ilegal y otras que abortan arriesgando sus vidas”.

Mata Lamas Encabo admitió que 'verdes' y 'celestes' no se pondrían de acuerdo y propuso una solución política Mata Lamas Encabo admitió que ‘verdes’ y ‘celestes’ no se pondrían de acuerdo y propuso una solución política

También habló a favor la ex jueza de la Corte de Mendoza Aída Kemelmajer de Carlucci: “Hay una norma que dice que la vida se protege desde la concepción pero además de esa norma, otras y otros principios jurídicos sostienen el derecho de toda persona a no ser instrumentalizada al llevar adelante su propio proyecto de vida”, sostuvo. Y en la misma línea Melisa García, abogada feminista, consideró que “suponer que las mujeres y las personas gestantes frente a la legalización del aborto saldrían corriendo a realizar esta práctica es nuevamente estigmatizarlas y perder de vista que el debate ronda en la existencia del aborto y la problemática de la clandestinidad”.

El especialista en fertilización asistida Edgardo Young insistió en que “la vida comienza en el momento de la fertilización” que “no es una persona todavía pero sí es una persona en potencia y debe tener el mismo valor que una en desarrollo”. Alfredo Vítolo, abogado, advirtió: “El proyecto se asienta sobre premisas falsas y violenta el orden jurídico argentino, por ello considero debe ser rechazado por el Senado. El derecho internacional no exige a nuestro país ni a ningún otro, que reconozca el derecho al aborto”.

Incluso aseguró que una gestante “no va a llegar a los 1000 días” porque según su perspectiva cuando se presente a solicitar la práctica del aborto “se prohíbe que se le dé información que no sea sobre aborto”. Hacía referencia al proyecto de ley que fue votado con amplio apoyo en Diputados para sostener económica, sanitaria y socialmente desde el Estado a las madres y los niños hasta los tres años de edad. El proyecto fue impulsado por el propio presidente Alberto Fernández justamente para ofrecer asistencia y no solo legalizar el aborto. Aunque no hubo intercambio entre los expositores, cuando tomó la palabra Melisa García afirmó: “Legalizar el aborto, garantizar un derecho, es evitar la clandestinidad y acompañarlo con otro proyecto es importante, porque se garantiza que el Estado acompañe si hay una decisión de maternar”.

Debora Rainieri, abogada e investigadora de la UBA-UCA, alertó: “Este proyecto favorece a los organismos internacionales que hace tiempo quieren esta ley; a las clínicas clandestinas que hoy imponen realizar el aborto; y a los hombres, que se verán beneficiados por no hacerse cargo de un embarazo no deseado”. Y agregó que también se beneficiarán los “cobardones por no hacerse cargo de los embarazos. El padre no es mencionado”.

Aída Kemelmajer de Carlucci, ex jueza de la Suprema Corte de Mendoza Foto: Gabriel Cano / Comunicación Senado.Aída Kemelmajer de Carlucci, ex jueza de la Suprema Corte de Mendoza Foto: Gabriel Cano / Comunicación Senado.

En los intercambios de la segunda de cuatro jornadas previstas antes del dictamen que emitirán los integrantes de tres comisiones (Banca de la Mujer, Salud y Justicia), se destacaron las voces en contra de Silvia Elías de Pérez (Jujuy), Dalmacio Mera (Catamarca) y el formoseño José Mayans, jefe del bloque del Frente de Todos. Nuevamente hoy, como ayer, Mayans y la tucumana Beatriz Merkin, de su mismo partido, se posicionaron en veredas contrarias. También hizo preguntas y consideraciones para defender el proyecto la santafesina María de los Angeles Sacnun, presidenta de Asuntos Constitucionales.

Mientras el formoseño preguntó a los especialistas qué pasa con los médicos que se niegan a una práctica de interrupción del embarazo “de una ley abiertamente inconstitucional y con jerarquía menor que la Constitución” Merkin salió al cruce elegantemente y a su turno recordó que “hace más de cien años que está despenalizado el aborto y sin embargo hay médicos que se ponen por encima de esa ley”. En su caso apuntaba al aborto no punible en caso de violación o riesgo de la vida de la persona gestante.

Entre los disertantes hoy estuvieron María Inés Franck, por el Centro de Bioética, Persona y Familia y la directora ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), Natalia Gherardi y Susana Chiarotti, una abogada argentina de trayectoria internacional en la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

 

Fuente: infobae.com

Relacionadas

ANSES: Cuál es y quiénes cobrarán un aumento nuevo

Editor

Aeronáuticos anunciaron medidas de fuerza para el inicio de las vacaciones de invierno

Editor

Javier Milei, con Tedeum y desfile militar celebró el 9 de julio tras la firma del Pacto de Mayo en Tucumán

Editor