Jujuy OnLine Noticias

Un efectivo de la Prefectura mató a un joven de 16 años que intentó robarle

Un efectivo de la Prefectura Naval Argentina (PNA) mató a balazos esta madrugada a un presunto ladrón de 16 años que intentó robarle a la salida de una fiesta en la localidad bonaerense de Almirante Brown. El efectivo de la fuerza federal quedó aprehendido y fue imputado por exceso en la legitima defensa. El caso quedó en manos del fiscal Javier Gustavo Martínez, titular de la UFI N°8 de Lomas de Zamora. Fuentes del caso consultadas por Infobae, confirmaron que el prefecto disparó porque le intentaron robar la camioneta.

El violento episodio se produjo en la intersección de El Tordo y Avellaneda, cuando un grupo de unos 40 jóvenes salieron a la vía publica luego de que terminara una fiesta en un domicilio en esa zona. En ese momento, el ayudante segundo de la Prefectura Nacional, identificado como Hugo Ever Villanueva, que se encontraba de franco de servicio, llegó al lugar a bordo de una camioneta Renault Kangoo.

Cuando Villanueva arribó al lugar lo hizo trabajando como conductor de una aplicación de viajes: se acercó hasta allí por un servicio.

Según la versión de Villanueva, un grupo de jóvenes armados intentó robarle la camioneta y fue en ese momento que comenzó a disparar y mató a Lucas Ismael Galván, de 16 años. Los detectives confirmaron el intento de robo en las últimas horas: el joven era parte de supuesto grupo de delincuentes.

Así, dos de los disparos impactaron en Galván. Una de las balas le atravesó el pecho y la otra ingresó en un glúteo. Galván cayó muerto en el acto. De inmediato, los testigos dieron aviso al 911. Al lugar llegaron ambulancias, policías y el ayudante fiscal de la UFI N°8, Alejandro Alleno, quien pidió la aprehensión de Villanueva.

Tras su detención, este mediodía, el prefecto fue llamado a declarar por el fiscal Martínez y, según informaron fuentes del caso, Villanueva aseguró que disparó porque le quisieron robar la camioneta. Del mismo modo, lo confirmaron los distintos peritajes que ordenó el fiscal Martínez para determinar lo ocurrido.

Por otro lado, esta mañana, en otro hecho donde también quedó involucrado un efectivo policial, el oficial Maximiliano González, acusado de asesinar a Luciano Olivera, el adolescente de 16 años que ayer recibió un balazo en el pecho cuando lo persiguieron porque aparentemente se negó a detenerse en un control en la ciudad balnearia de Miramar, se negó a declarar frente a la fiscal del caso, Ana María Caro.

Luego, fue derivado a un calabozo. Mientras tanto, los investigadores recaban más pruebas en su contra. Ayer la madre de Luciano habló por primera vez tras el asesinato de su hijo y contó los momentos previos al hecho y qué sucedió cuando se enteró de lo que había pasado.

En diálogo con Telenoche, Judith explicó que en un primer momento pensó que el joven había tenido un accidente de tránsito y que se quedó con él durante varias horas, hasta que descubrió que tenía una herida de bala en el pecho.

Además, cuestionó duramente a los efectivos de seguridad y en especial a Maximiliano González, quien se encuentra detenido por haber sido quien hirió de muerte al adolescente durante un operativo de control.

Él fue a la cena del club donde juega al fútbol y de ahí se iba todas las noches a jugar a la pelota al anfiteatro. Lo llamé a la 1.05 para decirle que viniera temprano, que ya se volviera, él me dijo que ya salía y a los 20 minutos me vinieron a avisar que lo habían chocado”, relató la mujer.

 

Fuente: Infobae.com

Comentarios

Relacionadas

Rosario en llamas: Balas y aprietes tras la amenaza de la viuda del capo de Los Monos a un fiscal

Editor

El insólito video donde el hijo del líder asesinado de Los Monos celebra Navidad disparando un fusil

Editor

Grave denuncia por mala praxis en Córdoba: Llevó a su hija al hospital por un raspón y a las 72 horas murió

Editor