Jujuy OnLine Noticias

Argentina paralizó la fabricación de monedas por el alto precio de los metales

Durante las últimas horas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso suspender la acuñación de monedas en el país. Los principales motivos tienen que ver con la suba récord del costo de los metales que se utilizan para su fabricación -el valor del cobre y níquel se triplicó en los últimos días- y, por supuesto, el impacto de la inflación.

Esta decisión se da en un contexto que ha ido tomando forma en los últimos años, que se ha agudizado y que evidencia -en la práctica- que el valor del material metálico con que se fabrican las monedas es más alto que el valor nominal de cada una de ellas. De hecho, cada vez es más común que se encuentren grupos dedicados a recolectarlas y fundirlas para aprovechar justamente más su valor como metal.

Los motivos

La reciente decisión del BCRA es multicausal. Por un lado, el más importante tiene que ver con la desmedida suba del valor de los metales con que se acuñan las monedas. Pero a ello se suma la constante alza de precios, una problemática histórica en Argentina y que ahora se ha agravado con el conflicto bélico y la invasión de tropas rusas a Ucrania.

Más allá de que la suspensión es reciente, no se descarta que durante los próximos meses comiencen a escasear las monedas en el mercado interno y en la circulación doméstica. En Mendoza y en otras provincias del interior esta situación ya es bastante común, aunque en Buenos Aires -al menos hasta el momento- no se ha evidenciado nunca y de manera sostenida un faltante de monedas.

Valor en metal

La inflación y devaluación en Argentina han llevado a una situación, cuando menos, llamativa: cualquiera de las monedas de curso legal vale más como metales que como dinero. Según estimaciones que se hicieron a fines del año pasado -y citadas por Infobae- “fundir monedas podía significar hasta tres veces el valor de las mismas en el mercado”. El detalle es que esta estimación no contemplaba el más reciente aumento, que llevó prácticamente a triplicar el valor del cobre y el níquel.

Todo esto derivó en la discontinuación de la fabricación de monedas en todas sus presentaciones (aunque las que mayor circulación tienen a nivel nacional en la actualidad son las de 5 y 10 pesos).

Pero la suba del níquel no afecta únicamente a las monedas. La industria automotriz es otra de las que se verá afectada, ya que es uno de los metales más utilizados en la fabricación de componentes de vehículos (especialmente de chips).

FUENTE: Los Andes

Comentarios

Relacionadas

La inflación de abril fue de 6 % y llegó al 58 % en los últimos 12 meses, la cifra más alta en 30 años

Editor

Gerardo Morales: «Quien no invierta en energía solar, litio o movilidad eléctrica en 30 años va a quedar fuera del mundo»

Editor

Inflación: El INDEC dará a conocer hoy el índice de precios al consumidor de marzo

Editor