Jujuy OnLine Noticias

Demi Lovato reveló que fue violada la noche de su sobredosis

La cantante contó en su documental Demi Lovato: Dancing with the Devil que fue abusada sexualmente en dos ocasiones: cuando aún pertenecía a Disney, y el mismo día en el que casi pierde la vida, en 2018.

En su docuserie Demi Lovato: Dancing with the Devil -que se estrenó el martes en el Festival de Cine SXSW- Demi Lovato reveló que fue violada por su vendedor de drogas la noche de su sobredosis, en 2018. También contó que fue agredida sexualmente por un integrante de producción de una serie en la que trabajó mientras estuvo en Disney.

“No sólo tuve una sobredosis. Se aprovecharon de mí”, reveló Demi Lovato, de 28 años, en su documental, que se estrena el 23 de marzo en su canal de YouTube, sobre la noche de julio de 2018 en la que casi muere por una sobredosis.

Una amiga de Lovato, Sirah Mitchell, explicó que a Lovato le habían dado heroína “aderezada con fentanilo” esa noche. “También acabó drogándola mucho y dándola por muerta”, dice Mitchell sobre el traficante en el documental.

Cuando me encontraron estaba desnuda y azul. Literalmente, me había dejado morir después de haberse aprovechado de mí”, contó la cantante, y agregó que al ser hospitalizada, le consultaron si había tenido sexo consentido y ella respondió con una afirmativa, pero no lo recordaba del todo. “Tuve un flash de él encima mío. Vi ese flash y dije ‘sí’. No fue hasta un mes después de la sobredosis cuando caí en la cuenta y me dije a mí misma: ‘No estabas en un estado mental como para consentir nada’”, agregó la cantante estadounidense sobre la violación sexual que sufrió hace tres años.

En la serie, Lovato se muestra emotiva al relatar el trauma al que se enfrentó no sólo por la noche de su sobredosis, sino por un abuso sexual en su adolescencia, cuando aún era uno de los rostros de Disney (Camp Rock, Sonny entre estrellas) y un compañero de elenco la violó.

“Cuando era adolescente, me encontré en una situación muy similar. Perdí mi virginidad en una violación“, dice en Demi Lovato: Dancing with the Devil. “Llamé a esa persona un mes después y traté de arreglar las cosas teniendo el control y todo lo que hizo fue hacerme sentir peor”, revela. “Realmente, me castigué durante años, por lo que también me costó mucho aceptar el hecho de que fue una violación cuando sucedió”.

Demi Lovato-Disney

“Dije: ‘oye, esto no irá más lejos. Soy virgen y no quiero perder mi virginidad de esta manera’. Y eso no le importó, lo hizo de todos modos. Lo interioricé y me dije a mí misma que era mi culpa porque todavía estaba en la habitación con él”, añade Demi Lovato en su duro relato.

“Yo formaba parte de ese grupo de Disney que decía públicamente que esperaba hasta el matrimonio. No tuve la primera vez romántica”, dice Lovato. “Eso no era para mí: era un asco. Luego tuve que ver a esa persona todo el tiempo, así que dejé de comer y me las arreglé de otras maneras“, contó la intérprete de Sobre y Anyone, refiriéndose a que en ese momento sus trastornos alimenticios se agravaron. “Mi bulimia empeoró tanto que comencé a vomitar sangre por primera vez”.

Demi Lovato, ahora de 28 años, asegura que sí reportó lo sucedido en su ambiente laboral en Disney, pero el acusado “nunca se metió en problemas por ello, nunca fue retirado de la película en la que estaba participando”.

 

El dramático relato de Demi Lovato sobre su lucha contra las drogas

En la serie documental Demi Lovato: Dancing With the Devil, Demi Lovato revela los detalles de la noche en que sufrió una sobredosis en 2018, incluyendo que tuvo tres derrames cerebrales, un ataque al corazón, sufrió daños cerebrales y tiene puntos ciegos persistentes en su visión: “No creo que la gente se dé cuenta de lo malo que fue en realidad”.

Habla de las drogas que tomó esa noche: heroína y crack, que más tarde descubrió que estaba mezclado con fentanilo. Revela que ha vuelto a consumir heroína incluso después de esa sobredosis; subraya varias veces que tiene suerte de estar viva.

En detalle, habla de su historia con un trastorno alimentario, su falso diagnóstico de bipolaridad, su relación con la moderación (actualmente vuelve a beber y fuma hierba), su dramático compromiso y ruptura durante la cuarentena, y su homosexualidad.

Demi Lovato

Pero la razón por la que la serie resonará es por lo sincera que es sobre las complejidades de la adicción, el camino lleno de baches de la recuperación, las presiones para ser un ejemplo de sobriedad y los efectos que un episodio como el que ella experimentó tiene en los que están en la vida de una persona.

La serie comenzó como un documental sobre la gira de conciertos “Tell Me You Leave Me” de Lovato en 2018. El rodaje se detuvo y el proyecto se archivó cuando Lovato fue hospitalizada. Pero el rodaje comenzó de nuevo durante la primavera de 2020, con el surrealista telón de fondo de COVID, transformándose de un tradicional documental de conciertos de estrellas del pop a una serie de relatos sobre la responsabilidad y la curación.

“Crucé una línea que nunca había cruzado en el mundo de la adicción”, dice Lovato sobre esa noche. “Es interesante que me llevara una cuarentena para trabajar en este asunto del trauma en el que nunca me había tomado el tiempo de profundizar y hacer el trabajo”.

 

El escalofriante tratamiento para salvarle la vida a Demi Lovato

Una escena clave del primer episodio contiene imágenes de un concierto en el que DJ Khaled subió al escenario para felicitar a Lovato por sus seis años de sobriedad. Después de ese momento, ella agarró una botella de vino y a los 30 minutos pidió drogas. Fue a una fiesta, donde se encontró con su antiguo dealer. Consumió metanfetamina por primera vez, además de cocaína, hierba, alcohol y oxicodona. “Sólo eso debería haberme matado”, dice. Tres meses después, estaría en una cama de hospital luchando por su vida.

Los detalles médicos de lo que se necesitó para tratarla son espeluznantes. Se trata de un tubo cosido en el cuello que drenó, limpió y volvió a transfundir su sangre. Los asistentes y el personal de seguridad que estaban presentes la mañana en que fue encontrada relatan la experiencia con angustia postraumática. Los amigos que fueron fotografiados con Lovato la noche anterior a la sobredosis son invitados a participar en el documental para “limpiar sus nombres”; los fans habían llegado a culparles de la sobredosis de Lovato hasta el punto de que recibieron amenazas de muerte y perdieron sus trabajos.

Demi Lovato

La franqueza sobre el drama de esa experiencia es tremenda. Pero también está la honestidad inquebrantable con la que Lovato habla de cómo una persona eleva su consumo a drogas tan duras en primer lugar, la complejidad de las recaídas, por qué suceden -incluso después de una experiencia cercana a la muerte- y la amargura que puede rodear la recuperación, y las razones por las que los adictos pueden encontrar saludable beber y consumir de nuevo.

La serie contiene cláusulas de exención de responsabilidad y la propia Lovato es franca al decir que su moderación en la recuperación no es una receta para todo el mundo. Hitos como su actuación en los Grammys 18 meses después de su sobredosis o la interpretación del himno nacional en la Super Bowl de 2020 pueden parecer al público y a los fans como una persona que pasó por una crisis y mejoró. La serie hace hincapié en el trabajo real.

En las últimas horas se supo que Demi Lovato publicará el próximo 2 de abril el álbum “Dancing With The Devil. The Art Of Starting Over”, el primero desde la sobredosis por la que estuvo hospitalizada. Será el séptimo disco de estudio de su carrera y, como su título anticipa (“Bailando con el diablo. El arte de empezar de cero”), está inspirado por los acontecimientos que han marcado su vida en los últimos dos años.

 

Fuente: exitoina.perfil.com

Comentarios

Relacionadas

Murió Mauro Viale

Editor

El teatro Mitre celebrará 120 años

Editor

Tras una dura pelea contra el cáncer, murió la hija del diseñador Ricky Sarkany, Sofía

Editor