Jujuy OnLine Noticias

Avanza consenso para “salida gradual” de Precios Máximos

La tensión entre industriales y el Gobierno aumentó el lunes con la publicación de una carta firmada por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL). En esa misiva los representantes del sector privado alertaron sobre la posibilidad de un desabastecimiento argumentando que los precios no aumentaron al mismo ritmo que los costos. En rigor, el eje fue cuestionar la continuidad del programa Precios Máximos. Luego de la escalada, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, recibieron a los empresarios del sector y acordaron una “salida gradual” del programa que rige desde el comienzo del aislamiento social. La estrategia será quitar productos del congelamiento paulatinamente mientras se agranda la canasta de Precios Cuidados. Se pondrá en marcha la semana que viene, apuestan a que no haya subas pronunciadas.

“Gradual, ordenada y acordada”, esas fueron las tres premisas que dio el Gobierno ayer en un encuentro con empresarios para la salida de Precios Máximos. De esa reunión participaron, además de COPAL, la Cámara Argentina de Supermercados, la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios, la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas y la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería

Los empresarios se mostraron de acuerdo con la postura esgrimida por Kulfas y su equipo. “Empieza un proceso de deslistamiento de Precios Máximos y reperfilamiento de Precios Cuidados”, dijo a este medio Daniel Funes de Rioja, presidente de la COPAL. “Pedimos rapidez dada la situación de la industria alimenticia que incluye aumento de costos por los protocolos sanitarios, las materias primas, la logística y la devaluación del dólar oficial”.

En este aspecto, en el Gobierno manifestaron que la salida ya se puso en marcha y que la semana que viene continuarán las reuniones y se definirá cuáles son los primeros productos a excluir del programa. Apuntan a que no haya un salto inflacionario ni subas desmesuradas.

Desde el sector privado señalan que el atraso en los precios ya alcanza el 25%. De todas maneras, remarcan que teniendo en cuenta la caída del 5,7% en el consumo en supermercados que evidenció el INDEC en su última medición, no hay espacio para aumentos pronunciados. “La baja demanda tampoco lo permitiría”, reconocen los empresarios.

En el Ministerio de Desarrollo Productivo aclararon que los aumentos deberán ser consensuados y se analizará la estructura de costos antes de autorizarlo. “El objetivo primordial es ampliar la lista de precios cuidados”, dijeron desde la cartera que conduce Kulfas. Al mismo tiempo, sostuvieron que esa política es, desde un comienzo, la elegida por el Ministerio y que el congelamiento de precios obedeció a la incertidumbre ocasionada por la pandemia.

El encuentro del que formaron parte industriales y comerciantes sirvió también para aliviar las tensiones que se habían generado dentro de la propia cadena de valor. Días atrás supermercados y almacenes habían denunciado que los aumentos reflejados por los proveedores en sus listas de precios eran superiores a los autorizados por la Secretaría de Comercio. Incluso habían anticipado situaciones de desabastecimiento. Según los propios protagonistas, la polémica habría quedado saldada ayer.

FUENTE: Ámbito

Comentarios

Relacionadas

Pasa para marzo la discusión sobre la actualización de las tarifas

Editor

Ledesma Presentó su Reporte Integrado

Editor

Se profundiza la caída del petróleo por mayores confinamientos y sobreoferta de crudo

Editor