Jujuy OnLine Noticias

Desde el municipio de La Quiaca informaron todas las actuaciones respecto a los extranjeros

Debido a las informaciones que circularon sobre el estado de las personas que integraban el contingente de turistas y migrantes que eran trasladados hacia Buenos Aires; desde la Municipalidad de La Quiaca explicaron cada paso realizado frente a la situación.

Indicaron que de las 62 personas que afirman integraban dicho contingente, 42 abordaron el transporte desde la ciudad de La Quiaca.

De esas 42 personas, 18 (adultos y niños) eran refugiados venezolanos que tenían trámites emprendidos con organismos de derechos humanos y se encontraban alojados en un hotel de la ciudad fronteriza.

El resto eran 16 de origen colombiano, 2 peruanos, un venezolano y cinco argentinos de origen catamarqueño (24 en total); circulaban por nuestro país con fines turísticos y recreativos; llegando a La Quiaca entre el momento en que se declaró el aislamiento social en nuestro país y el inicio del cierre de la frontera argentino-boliviana.

Los 5 turistas nacionales, provenientes de Catamarca, fueron contenidos por la Pastoral Migratoria, en lo concerniente a alojamiento y comidas.

De esos 24 extranjeros, 19 de ellos, cuando el municipio supo que se encontraban en condición de calle desde el día anterior, fueron alojados desde el 19 de marzo por decisión municipal y por una cuestión humanitaria; en dependencias de un comedor. En dicho establecimiento recibieron comidas, colchones, abrigos y señal de wi fi para que pudieran mantener contacto con sus familiares.

En ese comedor, el único lugar apto que cuenta el municipio para esta situación, estuvieron por un lapso de 14 días, asistidos y contenidos en todo momento por personal de la Secretaría de Desarrollo Social y Dirección de Salud de la municipalidad.

En esos días de convivencia, la policía provincial decidió poner custodia en el lugar ya que hubo algunas inconductas y situaciones de violencia en el grupo de ciudadanos colombianos (aparición de armas blancas y bebidas alcohólicas). Se realizaron requisas periódicas para mantener tranquilidad entre los otros ciudadanos extranjeros y personal del comedor. El último día (1 de abril) antes de subir al ómnibus se volvieron a secuestrar bebidas que pretendían ser llevadas en el viaje.

De las 19 personas alojadas en el comedor, la noche previa (por propio pedido, basado en resguardo de su seguridad, según sus palabras) el señor Juan Soto, su hijo y el ciudadano peruano, pasaron la noche en dependencias del hotel de turismo municipal, que fue abierto especialmente por su petición. La otra ciudadana peruana, estuvo los últimos días en dependencias del hospital local por un cuadro de depresión y crisis de angustia.

Las 42 personas que se encontraban en La Quiaca fueron evaluadas y monitoreadas en diversas ocasiones, por personal del Hospital Jorge Uro. Y en algunos casos recibieron también atención psicológica.

Las 19 personas del comedor municipal, fueron controladas sanitariamente, también de manera permanente en lo psicológico y sobre todo minutos antes de emprender el viaje, por el Director de Salud del municipio y todas estaban en perfecto estado salud: asintomáticas y afebriles.

El día previo al miércoles 1 de abril y luego de recibir la información oficial de autoridades provinciales de que la provincia disponía de un ómnibus para efectuar el traslado, representantes del Comité Operativo de Emergencia municipal se comunicaron con migrantes y turistas para transmitirles la posibilidad de disponer de un transporte a la ciudad de Buenos Aires.

Todos estuvieron de acuerdo con esa posibilidad; salvo los 18 ciudadanos venezolanos, que estaban en categoría de refugiados. El mismo miércoles 1 de abril, en horas de la mañana; y luego de que ellos realizaran consultas telefónicas en el hotel donde se hospedaban; aceptaron viajar en el ómnibus puesto por el Gobierno provincial.

En todo momento, el municipio atendió, contuvo e intercedió por estos ciudadanos en todo lo que estuvo material y humanamente a su alcance.

El municipio, como integrante del COE municipal y en coordinación con el provincial; estuvo en todo momento realizando gestiones con ONG’s, organizaciones de DDHH, consulados, embajadas y toda dependencia provincial y nacional que podría haber intervenido en el caso. Teniendo en claro que este tema atañe a jurisdicciones provinciales, nacionales e internacionales; pero nunca perdiendo de vista el compromiso humanitario.

En ese sentido, en las horas de la mañana del miércoles 1 de abril cuando partió el ómnibus; los 42 ciudadanos extranjeros subieron en conformidad y sabiendo el destino del viaje, según cada caso específico, que planificó y puso en marcha el gobierno provincial. “Nos ocupamos directamente de que sea así – aun cuando el tema excedía nuestra jurisdicción- para garantizar el trato humanitario hacia todos los ciudadanos extranjeros que estuvieron en La Quiaca.

Esperamos que finalmente estos ciudadanos puedan encontrar la tranquilidad y contención de sus familias en sus entornos afectivos para poder sobrellevar esta situación de emergencia. Desde el municipio y el COE municipal, hemos puesto todo nuestro esfuerzo en que su estadía en La Quiaca, sea lo mejor posible considerando las circunstancias extraordinarias que vive nuestro país”, concluyó el documento.

Comentarios

Relacionadas

Confirmaron 34 positivos, 35 altas y 1 fallecido

Editor

El foco de incendio de Unión Seca sigue activo: Otros dos fueron contenidos

Editor

El Deliberante solicitó continuar con las low cost para fortalecer el turismo en la provincia

Editor