Jujuy OnLine Noticias

El Central profundiza línea de créditos a pymes para el pago de sueldos

EL Banco Central busca dar más incentivos a los bancos para que profundicen los préstamos a tasas del 24% a las pymes para que puedan pagar los sueldos desde la semana próxima.

El Banco Central modificó este jueves la comunicación emitida el 19 de marzo para darles más incentivos a los bancos para que profundicen los créditos a las mipymes para pagar los sueldos, en un contexto de parete económico que complica sobremanera el flujo de caja de las empresas que no pueden vender y cumplir con sus obligaciones financieras.

Luego de levantar este jueves la compensación de cheques, las pymes comenzaron a tener problemas para hacer frente a sus obligaciones y fueron varias los que sufrieron una andanada de cheques rechazados complicadas por la falta de facturación ante el freno obligado de la economía doméstica en medio de la pandemia del coronavirus.

Atento a la situación las autoridades del Banco Central modificaron la Comunicación A 6937 del pasado 19 de marzo, en la que se estableció la promoción de créditos a tasa fija no superior al 24%, para brindarles a los bancos una mayor disponibilidad de fondos para prestarles la micro, pequeñas y medianas empresas.

Puntualmente, la nueva Comunicación A 6946 establece mayores incentivos a los bancos para incrementar los créditos a las pymes para el pago de sueldos, siempre y cuando esas entidades sean agentes de pago de la empresa que lo solicita.

En esta línea, el Central mantendrá vigente la reducción de los encajes para los bancos que impulsen esta línea especial de créditos destinada al pago de sueldos y a la cobertura de cheques de pago diferido, algo que en el contexto actual puede hacer la diferencia para una pyme.

 

Complicaciones para las pymes

El futuro inmediato es una gran incógnita porque en este contexto crece la aversión al riesgo por parte de los bancos que comienzan a recalcular el descubierto de sus clientes y el monto prestable para morigerar su exposición ante un posible quebranto.

Si bien algunos bancos empezaron a recibir depósitos de empresas para cubrir sus obligaciones o la cámara compensadora, en embargo en la práctica en su mayoría se está habilitando esta opción para las pymes enmarcadas dentro de las actividades denominadas esenciales como farmacéutica, alimenticias, salud y la logística vinculada. Fuentes empresarias advierten que esto deja fuera a un enorme número de pymes que están imposibilitadas de cubrir sus obligaciones en efectivo.

De hecho, estimaciones del sector financiero calculan que los bancos en la actualidad tienen calificadas solamente al 15% de las empresas, con lo cual se complica mucho que este tipo de medidas de líneas de créditos a tasa baja llegue de forma universal a la enorme cantidad de mipymes argentinas.

En las pymes hay mucha preocupación, y si bien reconocen las medidas del Banco Central, consideran que deberían profundizarse las disposiciones para socorrer a las empresas que están en una situación financiera que en algunos casos esta en un punto límite.

Por caso, dese la Confederación General Empresaria da la República Argentina (CGERA) advirtió que el primer eslabón que va a sufrir la inactividad es el comercio, que compró mercaderías antes del 19 de marzo -fecha en la que se declaró la cuarentena obligatoria- y emitió cheques para fechas posteriores. Esa situación hace que les sea casi imposible cubrir estos valores entregados a sus proveedores.

En este sentido, tanto CGERA como CAME proponen que los bancos actúen como banca de crédito y que cubran los cheques de aquellos clientes que siempre han cumplido para que se acrediten en las cuentas que lo depositaron, a una tasa baja o cero que les de tiempo a las pymes a generar ingresos y regenerar su flujo de caja.

Entre hoy con el levantamiento de clearing y este viernes, los empresarios pymes están corriendo contra reloj redefiniendo ingeniería financiera para poder pagar los sueldos la semana próxima. En medio del aislamiento social, las empresas que hace 10 días que no facturan tienen muchas dificultades para hacer frente a los cheques de pagos diferido con los que pagaron mercaderías, materias primas y/o insumos.

En CAME ya le acercaron al gobierno una propuesta en términos financieros para que se postergue por 90 días a las pymes el pago de todas las deudas con entidades financieras, y que se congele durante 90 días los intereses financieros de los atrasos que tienen las empresas. Complementado con medidas impositivas para diferir por 90 días las cuotas de moratorias con AFIP que las pymes tengan vigentes, suspender el impuesto a los créditos y débitos bancarios para favorecer las transacciones sin contacto, y ampliar plazos de IVA a 90 días de manera automática para las mipymes.

 

Fuente: ambito.com

Comentarios

Relacionadas

Facilitan la operatoria del dólar en el Contado con Liquidación y licitan bonos por US$ 750 millones

Editor

Danone, la dueña de La Serenísima y Villavicencio, puso en revisión sus negocios en la Argentina

Editor

YPF subió los precios de los combustibles un 3,5% en promedio en todo el país

Editor