Jujuy OnLine Noticias

AMIA y la Embajada de Israel condenaron que funcionarios argentinos hayan compartido un acto con un acusado del atentado: “Honran la impunidad”

La entidad exigió al gobierno que explique por qué el embajador Daniel Capitanich no se retiró de la ceremonia. Desde la sede diplomática exhortaron a las autoridades a hacer efectivas las medidas establecidas contra los acusados del ataque

La AMIA y la Embajada de Israel en Argentina criticaron duramente la presencia del embajador argentino Daniel Capitanich en la jura del dictador sandinista Daniel Ortega en Nicaragua, de la que participó Mohsen Rezai, actual viceministro de Asuntos Económicos de Irán, y un acusado del ataque terrorista a la mutual judía.

“Lamentamos ver cómo unos de los acusados por la justicia argentina en la causa del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA, que se cobró la vida de 85 personas el 18 de julio de 1994, compartió un evento oficial con funcionarios argentinos”, señalaron en un comunicado desde la sede diplomática.

Recordaron que Mohsen Rezai ha sido signado en el REPET (Registro Público de Personas y Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento) y sobre su persona pesa una circular roja de Interpol.

“Definitivamente, en memoria de las víctimas y sus familiares, repudiamos este tipo de acciones que solo honran la impunidad”, advirtieron.

Finalmente, desde Embajada condenaron “el apoyo de Irán al terrorismo internacional y exhortamos a las autoridades nacionales e internacionales a hacer efectivas las medidas establecidas contra los acusados”.

Por su parte, la AMIA repudió la presencia de Rezai en la reasunción del presidente de Nicaragua y exigió al gobierno que explique por qué el embajador argentino no se retiró de la ceremonia.

La entidad recordó que “hacer un riguroso seguimiento a los acusados iraníes cuando salen de su país, para que no puedan moverse libremente por naciones que los protegen, y que puedan ser finalmente extraditados para comparecer en los estrados judiciales argentinos es un reclamo que AMIA, y el propio Estado argentino, han elevado en distintos fueros, locales e internacionales”.

Asimismo, aseguraron que Capitanich haya compartido ceremonia y no se haya retirado del lugar ni dar aviso a las autoridades de tan grave situación, “constituye un nuevo agravio a la memoria de las víctimas fatales del atentado y una inadmisible afrenta a la justicia argentina”.

Los acusados por el ataque terrorista a la sede de la AMIA, que dejó 85 muertos.
Los acusados por el ataque terrorista a la sede de la AMIA, que dejó 85 muertos.

La vigencia de las alertas rojas que pesan sobre los acusados iraníes de haber ideado y cometido el atentado contra la AMIA, es un tema de absoluta trascendencia que la AMIA viene planteando, en el marco de su histórico reclamo por lograr justicia, ante los funcionarios de Cancillería y en el marco de reuniones mantenidas con las máximas autoridades nacionales.

En su momento cuando Rezai asumió su cargo como vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, en agosto del año pasado, AMIA repudió públicamente su designación y reiteró la necesidad de que la comunidad internacional exija a Irán la colaboración solicitada, a lo largo de todos estos años, para que los señalados por la Justicia argentina de haber cometido el atentado contra la sede de Pasteur 633 comparezcan antes los tribunales locales.

A casi 28 años del atentado contra su sede, AMIA reitera su irrenunciable compromiso con la búsqueda de Justicia y con el reclamo para que los responsables del crimen de lesa humanidad ejecutado, sean juzgados con las garantías constitucionales que establece la ley de nuestro país.

Alerta roja de Interpol
Alerta roja de Interpol

Este lunes Rezai estuvo como invitado de honor en el comienzo del quinto mandato (el cuarto consecutivo) de Ortega. Durante la toma de posesión, entre aplausos, el funcionario iraní fue presentado como “hermano Mohsen Rezai”. Este respondió el saludo y luego se fotografió junto al dictador sandinista; al de Venezuela, Nicolás Maduro; y al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Durante 16 años, Rezai fue uno de los jefes de la Guardia Revolucionaria de la teocracia islámica. Ese período de tiempo incluyó tanto el ataque a la mutual israelita de 1994, como a la Embajada de Israel en 1992. Sobre él pesa una orden de captura internacional por ambos ataques.

En la página oficial de Interpol, en la alerta roja que figura a su nombre, aparecen los cargos de “homicidio calificado, doblemente agravado (por haber sido cometido por odio racial o religioso y por ser un medio idóneo para causar un peligro común) en perjuicio de 85 víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves y lesiones graves calificadas, en forma reiterada y daños múltiples agravados por haber sido cometidos por odio racial o religioso”.

 

Fuente: Infobae.com

Comentarios

Relacionadas

El Gobierno solicitó a Interpol en Moscú la detención de Mohsen Rezai, terrorista acusado del atentado a la AMIA

Editor

El Gobierno convocará las sesiones extraordinarias del Congreso a partir del 1 de febrero

Editor

El kirchnerismo presentó en el Senado un proyecto de ley para que vuelva Fútbol para Todos

Editor