Jujuy OnLine Noticias

Córdoba: La policía dio a conocer los motivos del incendio donde murieron dos jóvenes jujeños

La fiscalía de Córdoba que investiga la causa del incendio ocurrido a fines de marzo en un departamento de un edificio del barrio Nueva Córdoba, determinó que la causa del mismo fue un recalentamiento de la batería de la notebook que estaba siendo cargada en la cocina. El hecho se produjo a fines de marzo y provocó la muerte de dos jóvenes estudiantes jujeños, Tiziano Tejerina y Sebastián Liquín.

Los chicos, al percatarse del hecho, salieron por una ventana desde el piso 12 y quisieron bajar. Cayeron al vacío. El tercer estudiante, Pablo Apaza, sobrevivió y ya volvió a Jujuy.

El fiscal Rubén Caro, a cargo de la investigación, informó este jueves los resultados de los peritajes realizados por técnicos de la Dirección Bomberos de la Policía de Córdoba.

En ese sentido, el estudio determinó que los jóvenes se habían ido a acostar y una computadora portátil quedó enchufada en la cocina. Se produjo un sobrecalentamiento de la batería de litio y que esto dio inicio al siniestro. De acuerdo a la tesis de bomberos, la existencia de papeles y de material combustible alimentó las llamas. Cuando se abrió una puerta, en busca de ayuda, el desastre se magnificó.

Nosotros pensamos que estas situaciones suelen suceder cuando estas baterías están recargadas o tienen algún problema, pero lo que hay que saber en general es que puede pasar en cualquier momento”, dijo el funcionario judicial en conferencia de prensa.

“Estas baterías de litio suelen ser bastante traicioneras y pueden ocasionar este tipo de problemas”, agregó el funcionario judicial, quien estuvo acompañado por las principales autoridades de esa fuerza de seguridad.

Con estos peritajes, se confirma que todo fue un accidente y la causa se encamina a ser cerrada.

Está descartado (desde un comienzo en realidad) un hecho intencional.

Drama accidental

La tragedia sucedió el jueves 28 de marzo a la madrugada y provocó la muerte de Sebastián y Tiziano. Pablo Apaza, logró salvarse y su familia fue a buscarlo hasta la provincia mediterránea y ya está en Jujuy.

El drama se produjo al filo de las 5 de la mañana del pasado jueves 28 de marzo en el departamento 12 A del Edificio Aguaribay, sobre la avenida Hipólito Yrigoyen al 398 en pleno corazón de Nueva Córdoba.

Al parecer, el incendio sobrevino cuando dormían. Se produjo una deflagración que, en segundos, se extendió por el departamento. Acorralados en una ventana, los jóvenes decidieron escapar. Uno pudo llegar al piso 11 y fue salvado. Los otros cayeron al vacío y fallecieron. Uno de ellos perdió la vida en el acto; el restante alcanzó a ser trasladado a un centro de salud.

Desde un primer momento, se descartó la posibilidad de una fuga de gas y las miradas de los expertos estaban puestas en la hipótesis de una falla eléctrica. En ese sentido, se analizaba un artefacto electrónico que había estado enchufado.

FUENTE: La Voz

Relacionadas

Detuvieron a una mujer que golpeó a un policía en un operativo de tránsito

Editor

Dos accidentes sobre Ruta Nacional N° 66 complicaron el tránsito esta mañana

Editor

Un tren descarriló en CABA y chocó con otro: 60 heridos

Editor