Jujuy OnLine Noticias

Investigan si el marido de Carolina Píparo chocó a una moto no relacionada con el robo que sufrió

 

La madrugada del 1 de enero, la diputada Carolina Píparo fue acorralada por seis motochorros cuando estaba con su familia. La funcionaria y su esposo llevaban en auto a su suegro a la casa, ubicada en el centro platense. Al llegar, los hombres empezaron a bajar algunas cosas del auto, mientras ella los esperaba adentro con las trabas puestas.

Mientras Píparo estaba sola, seis delincuentes a bordo de tres motos rodearon el auto y la apuntaron con una pistola. Los asaltantes no llegaron a llevarse nada y escaparon. Píparo contó que, tras el ataque, llamó al 911 para hacer la denuncia.

“Te quitan hasta la humanidad de la reacción. En el 2010, yo grité que estaba embarazada. Ahora, atiné a darles todo lo más rápido posible para que no me disparen”, explicó Píparo. “Es una impotencia generalizada”, lamentó.

La diputada bonaerense contó que, tras el ataque, llamó al 911 para hacer la denuncia y camino a la comisaría vio a los motochorros que la habían acorralado. Dijo que junto a su esposo, Ignacio Buzzali, se lanzaron a perseguirlos, pero no lograron alcanzarlos.

Luego del violento arranque de año, la fiscal del caso ahora investiga si en una eventual persecución el marido de la diputada provincial atropelló y arrastró a una moto en la que viajaban dos jóvenes que no estaban relacionados con el robo.

En este sentido un joven llamado Sergio, que vive en la localidad de Abasto, ubicada a 15 kilómetros de donde sucedió el hecho, habló con TN y aseguró que una de las personas que fue embestida por el marido de Píparo había ido con él y un grupo de amigos hasta el centro de La Plata para presenciar la clásica quema de muñecos que se realiza allí todos los 31 de diciembre para despedir el año.

Sergio contó que “un par de amigos venían a La Plata en moto y yo venía con otro grupo en auto para ver la quema de muñecos, pero en un momento me llaman por teléfono y me dicen: ‘Fijáte que lo chocaron a Luis, que está en 21 y 37’. Me fui hasta ahí, que es hasta adonde se arrastró a la moto, y después me dijeron que vaya a cuatro cuadras de ahí donde estaba Luis. Cuando llegué vi que lo tenía el Comando Patrulla y el chico estaba sentado en el cordón de la vereda con la cabeza llena de sangre con una cicatriz profunda en la cabeza, todo rayado y el pantalón roto”.

El amigo del joven atropellado agregó: “No lo atendió nadie, estaba el Comando Patrulla esperando, me dijeron que no lo mueva y que iban a esperar la ambulancia. Pero como es mi amigo me hice cargo yo y lo llevé hasta el Hospital San Martín”.

Con respecto a la versión de que Ignacio Buzzali, esposo de Píparo, fue el que arrolló a la moto y luego huyó del lugar, Sergio señaló que “hay videos que dan ahora que muestran que tanto la señora Píparo como su marido se dan a la fuga. Los amigos de Luis que venían en moto los siguieron corriendo y les decían que pararan porque habían chocado y arrastrado a una moto. Pero no quisieron parar, y hay testigos de la misma zona donde lo chocaron que dicen que venía a mucha velocidad, lo embistió, arrastró la moto y no frenó. Tampoco se preocupó por los muchachos que estaban tirados en el piso, y no se preocuparan por nada”.

Por último, Sergio pidió que “vean las cámaras de seguridad, que se fijen bien y van a ver que esa moto no tiene nada que ver. La moto está a nombre de Luis Elías Lavalle, y por como quedó el auto te das cuenta de que éste es el que embiste a la moto”.

Tras el intento de asalto, Carolina Píparo y su marido fueron hasta la Plaza Moreno de La Plata, donde fueron grabados por personas que se encontraban allí y que los acusaron de haber sido quienes atropellaron a la moto en la que viajaba el mencionado Luis Lavalle.

Horas más tarde, Píparo dio su testimonio en TN. Allí contó que ella y su marido estaban dejando a su suegro en su casa de City Bell cuando fueron interceptados por seis motochorros en tres motos. A punta de pistola les entregaron todo lo que tenían. Cuando estaban de camino a hacer la denuncia a la comisaría la legisladora aseguró que identificó a uno de los delincuentes “por el buzo” que llevaba puesto y que empezaron una persecución para tratar de detenerlos.

“Vi tres motos y reconocí uno de los buzos. Los empezamos a seguir mientras yo llamaba a la policía para avisarles dónde estábamos. En un momento los perdimos y luego los encontramos de nuevo pero esta vez eran 5 motos que nos rodearon. Ahí escapamos, chocamos a una de las motos y después nos siguieron tres muchísimas cuadras”, relató Píparo. Según los amigos del joven atropellado, en este punto estaban persiguiendo a la diputada para que se detenga después de haber embestido a Luis.

Luego paró en un control policial para denunciar nuevamente lo ocurrido. “Fue una noche trágica, terrible y terribles son las barbaridades que estoy leyendo”, dijo.

FUENTE: TN

Comentarios

Relacionadas

Crean la “Unidad de Mediación Policial”

Editor

Seguridad Ciudadana: Coordinan acciones para prevenir delitos

Editor

Secuestraron otro vehículo que funcionaba como UBER

Editor