Jujuy OnLine Noticias

Jenefes y Quintar se cruzaron por los impuestos al tabaco que quedaron fuera de la Ley Bases

El diputado provincial Juan Jenefes cruzó a su par nacional Manuel Quintar -y a los senadores de La Libertad Avanza- por la quita de los impuestos internos al tabaco y el legislador de LLA le contestó duramente.

El diputado peronista posteó en X un «pedido» a los legisladores nacionales de La Libertad Avanza en relación a la quita de los impuestos internos al tabaco del proyecto de la Ley de Bases enviada por el presidente Javier Milei, que repercute directamente en la economía regional, especialmente en Jujuy.

Por su parte, Quintar recogió el guante y lo cruzó por las decisiones tomadas durante el gobierno de Alberto Fernández, hasta entonces líder político del Frente de Todos, partido por el que fue electo Jenefes.

El reclamo parte de la decisión del gobierno nacional que en el último borrador de Ley Bases y las Medidas Fiscales que circulan desde el jueves último, definió que no habrá aumento de la alícuota de impuestos internos de 70 % a 73 % y se perpetuaría el Impuesto Interno Mínimo que el proyecto proponía eliminar originalmente, siempre y cuando el texto propuesto no se modifique en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, Asuntos Constitucionales y Legislación General a partir de la presente semana.

La decisión de remover este capítulo por completo no deja de ser paradójico frente a la promesa de avanzar contra «la casta». Y es que al preservarse el satu quo en la industria del tabaco local, aseguran fuentes del rubro, lo que se preserva intacto son los privilegios de uno de los empresarios más poderosos del rubro, Pablo Otero, apodado por el presidente Milei como el ‘Señor del Tabaco’.

Este es dueño de la tabacalera Sarandí, que ostenta casi la mitad del mercado a nivel nacional, un 40 %, ya que logró un amparo judicial para no pagar el Impuesto Interno Mínimo que el resto de las tabacaleras sí, además de no comprar tabaco a ninguna de las seis provincias productoras en Argentina.

La consecuencia de mantener los privilegios de este empresario tacabalero se traduce en la imposibilidad de mejorar la recaudación del Estado a través del Fondo Nacional del Tabaco que en 2023 totalizó unos $65 mil millones. También bloquea las chances de mejorar la competencia en uno de los sectores clave de la economía, igualando las condiciones de competencia con el resto de las empresas del sector en términos impositivos.

El Impuesto Interno Mínimo que equivale a unos $792,73 por paquete. En la práctica, a Tabacalera Sarandí le posibilita comercializar sus productos a un valor por debajo del valor promedio del mercado, en una competencia desleal.

Esta diferencia de precios le permitió a Otero aumentar su participación de mercado de un 5,6%%, en 2016, a más del 40% del total del mercado de cigarrillos en 2023, acorde a un informe de Abeceb de enero último. Pero además también incrementar sus ganancias mediante una competencia irregular, frente al resto de las empresas que tributan de forma completa. En una entrevista con Perfil, Otero cifró su facturación anual en u$s 800 millones.

Relacionadas

Nicolás Posse dejó de ser jefe de Gabinete y Francos asumirá en su lugar

Editor

Presentaron un pedido de informes respecto a los viajes internacionales de funcionarios de Jujuy

Editor

Ruptura: Nicolás Posse dejaría de ser el Jefe de Gabinete

Editor