Jujuy OnLine Noticias

Mataron a un chofer en La Matanza y sus compañeros golpearon al ministro bonaerense Sergio Berni

 

Un chofer de la línea 620 de colectivos fue asesinado durante la madrugada del lunes en el barrio Vernazza, zona de Virrey del Pino, La Matanza. Según los primeros datos que trascendieron, la víctima se llamaba Pedro Daniel Barrientos, con domicilio en González Catán. Trabajaba en la empresa que controla la línea 620 al menos desde 1994.

De acuerdo a lo que relató otro chofer de la misma línea, el crimen ocurrió a las 4.30 en el kilómetro 41 de la ruta 3, cuando Barrientos comenzaba el servicio. Un grupo de delincuentes se subió a la unidad y comenzó un tiroteo con un policía de la Ciudad que ya se encontraba allí. Producto del enfrentamiento, una bala impactó en el pecho de Barrientos. En la escena del hecho se encontró un arma con pedido de secuestro, emitido por una comisaría de El Palomar.

“Es lamentable lo que sucede en la provincia de Buenos Aires, estamos cansados de conversar con las autoridades, trazar operativos, es otra vida más que hemos perdido”, afirmó Roberto Fernández, secretario general de la UTA.

La investigación está en manos de la UFI Temática de Homicidios de La Matanza con el fiscal Gastón Dupláa, que se encontraba en el lugar del hecho hoy por la mañana, y la Policía Bonaerense. El oficial que protagonizó el tiroteo, que se desempeña en el Departamento Operaciones Urbanas de Contención de la fuerza porteña, volvía a su domicilio luego de prestar servicios. Por lo pronto, no está imputado de ningún delito y declara como testigo en la causa. Su arma fue secuestrada para ser peritada.

En ese marco, desde la UTA emitieron un comunicado, “desde la Unión Tranviarios Automotor informamos a toda la sociedad que se ha decidió un paro desde las 7.30 en toda la zona oeste de Gran Buenos Aires a raíz de un hecho trágico de inseguridad, que significó la muerte de un trabajador de la línea de colectivos 620. a muerte de nuestro compañero se suma a una cantidad de episodios de inseguridad que viene afectando a los choferes especialmente en todo el AMBA, por lo que la UTA dice basta y anticipa que las medidas se van a profundizar en tanto las autoridades no garanticen las condiciones mínimas de seguridad en el trabajo de todo nuestro sector”

Detenido

Horas después, la Policía bonaerense detuvo a un joven sospechoso de haber cometido el crimen, mientras que también se investiga si un auto hallado quemado esta mañana en la zona pertenece a los delincuentes que cometieron el asalto y crimen.

Según indicaron los allí presentes, Barrientos «no se resistió» y, tras robarle sus pertenencias a una mujer que viajaba con su hija de ocho años, los delincuentes le apuntaron y dispararon.

«Estaba en el primer asiento con su hija. Sube uno de los delincuentes que le apunta a ella y el otro, al chofer. A ella le sacan la mochila y el celular y al chofer le tiran un tiro y se escapan», relató a Télam Virginia, madre de la testigo presencial del crimen.

Berni y el conflicto

A raíz del crimen, los colectiveros iniciaron un paro de actividades en reclamo de seguridad. A esta decisión se sumaron trabajadores de otras 85 líneas, que realizaron cortes en la avenida General Paz, a altura de Lomas del Mirador, y en la ruta 3, en Virrey del Pino, ambos de La Matanza.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, se acercó a la zona a «dar la cara», según sus declaraciones. Sin embargo, allí fue agredido verbal y físicamente por los manifestantes, protagonizando una escena de violencia en la que el funcionario fue herido en la cara y debió ser evacuado por la Policía Federal.

Berni fue agredido a palazos, pedradas y golpes de puño por los manifestantes que se concentraban en el cruce de la avenida Juan Manuel de Rosas y General Paz, donde los compañeros del colectivero asesinado realizaban un corte de tránsito en reclamo de justicia.

«Vine a hablar. Recién terminamos de detener a quien supuestamente es el autor. Estoy acá, primero porque entiendo el problema que están pasando todos los días. No hay nadie que venga a poner la cara y me banco la que sea. No salgo corriendo como los demás, estoy acá», dijo Berni mientras continuaban los insultos y le seguían arrojando elementos, episodio totalmente televisado.

«¡Yo no me escondo y estoy acá! No hay soluciones mágicas, vengo a trabajar por ustedes», continuó mientras le gritaban «hijo de puta» y los policías trataban de apartarlo de los agresores.

Pasado el mediodía, un grupo de efectivos de la infantería de la Policía de la Ciudad rodeó y extrajo al ministro del lugar con un casco de ciclista y lo subieron a un auto particular, para evitar una nueva agresión.

Relacionadas

Aduana tiene nuevas autoridades a partir de la abrupta salida de Ludovico

Editor

Gas y luz: Analizan frenar el aumento de tarifas durante el invierno

Editor

La CAME sobre el RIGI: «Es imprescindible integrar a este régimen a las pequeñas y medianas empresas»

Editor