Jujuy OnLine Noticias

Subsidio en las tarifas de luz y gas: Qué pasa si no completo el formulario

 

Alrededor de casi 1,7 millones de hogares se anotaron en el formulario para mantener los subsidios de gas y electricidad en los primeros cinco días que lleva habilitada la inscripción, según fuentes oficiales. En total, son un poco más de 3 millones de personas registradas (entre el usuario que completó la declaración jurada y los mayores de 18 años declarados). A partir de hoy y hasta el viernes rige la inscripción para los DNI que terminan en 3, 4 y 5. De hecho, hasta las 15, ya se había anotado 390.000 hogares.

Del registro de los DNI que terminan en 0, 1 y 2, hay alrededor de 57.000 usuarios que dejará de recibir el subsidio a las tarifas de manera gradual, mientras que hay 770.500 hogares de ingresos bajos que mantendrán la tarifa social. Por otro lado, hay 601.000 usuarios con ingresos medios, cuyo aumento de tarifas será un 80% del coeficiente de variación salarial (CVS) del año anterior. Por ejemplo, para este grupo de ingresos medios, el incremento en las tarifas de gas y electricidad fue 42% este año.

Los usuarios que no se anoten en la declaración jurada perderán de manera automática los subsidios, al menos que sean beneficiarios de tarifa social. La Secretaría de Energía igualmente recomendó que todos los hogares completen el formulario, porque el número de medidor puede no coincidir con el titular de la tarifa social.

La declaración jurada estará habilitada durante este mes y el registro se organiza en tramos por terminación de DNI. Sin embargo, el Gobierno habilitará más tiempo para completar el formulario a quienes no lo hayan hecho. Con esta información, la Secretaría de Energía cruzará los datos para determinar la población con el 10% de mayor poder adquisitivo que dejará de recibir la subvención y comenzará a pagar el costo pleno del gas y la electricidad, a través de aumentos graduales, que podrían ser hasta tres incrementos bimestrales.

Al firmar la declaración jurada, los usuarios habilitan al Estado a acceder a las bases de datos de la AFIP, ANSES, Registros de la Propiedad y Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys), entre otros organismos que, en caso contrario, no podría porque violaría el secreto fiscal y financiero.

En el Gobierno negaron que la información recibida se pueda usar para otro fin, por ejemplo, para excluir a quienes pidieron mantener el subsidio del acceso al mercado cambiario.

El objetivo de la Secretaría de Energía es que en el próximo mes ya estén publicados los nuevos cuadros tarifarios, pero su implementación y los aumentos correspondientes dependerá de la cantidad de usuarios que se hayan inscripto en el formulario.

Para completar la declaración jurada, es necesario tener consigo las facturas de gas y electricidad, ya que se solicita el número de cliente y de medidor; el DNI y el número de trámite del último documento emitido; el nombre, apellido y CUIL de todos los integrantes mayores de 18 años que viven en el hogar, y los ingresos totales netos de la familia. La declaración jurada solo se puede completar una vez y es un único trámite para ambos servicios energéticos.

El Ministerio de Economía diseñó una segmentación que divide a los usuarios residenciales en tres categorías (no aplica para comercios e industrias): los que reciben tarifa social, los que están entre el 10% con mayor poder adquisitivo, y el resto de los usuarios de ingresos medios, que no pertenece a ninguno de los dos segmentos anteriores. Al completar la declaración jurada, la asignación de segmento es automática según lo declarado en la solicitud y de carácter provisoria. El Estado luego analizará los datos declarados y, en caso de que haya inconsistencias, se podrá asignar una nueva categoría.

La base de datos que se generará con el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) servirá para nutrir el también creado Registro Nacional Único de Titulares de Servicios Públicos Esenciales (Renut), del cual podrá servir más adelante para segmentar los servicios de agua potable y transporte público.

Los criterios que fijó el Gobierno son: tener ingresos familiares mensuales netos superiores a $350.000 (se irá actualizando cada mes en base al dato de la canasta básica total); tener tres o más inmuebles registrados; tener tres o más vehículos con antigüedad menor a los cinco años; tener aviones o embarcaciones de lujo, y ser titulares de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena. Para los usuarios que viven en la Patagonia, el ingreso máximo para acceder al subsidio es mayor, de hasta $420.000.

FUENTE: La Nación

Relacionadas

Refuerzan la seguridad en edificios de la comunidad judía en Argentina

Editor

Carrió advierte sobre presencia iraní y pide protección a la comunidad judía

Editor

Milei suspende su gira y vuelve a Argentina por la crisis mundial por el ataque de Irán a Israel

Editor