Jujuy OnLine Noticias

Avanza el impeachment contra Donald Trump: el Senado lo declaró constitucional

Estados Unidos dejó de lado la crisis desatada por la pandemia del coronavirus y la presidencia de Joe Biden para revivir la traumática invasión al Congreso del pasado 6 de enero –el peor ataque a la democracia, que dejó cinco muertos– en el primer día del segundo impeachment a Donald Trump en el Senado, un juicio que dejó otra vez al descubierto las profundas diferencias entre republicanos y demócratas por Trump, quien, aún lejos del poder y recluido en su resort en Palm Beach, en Florida, aún es un protagonista estelar en Washington.

El juicio comenzó con un impactante video presentado por los congresistas demócratas que ofician de fiscales en el juicio, que revivió la furiosa invasión de seguidores de Trump al Capitolio con imágenes escalofriantes e inéditas, algunas tomadas desde los mismos teléfonos de algunos de trumpistas que irrumpieron en el Congreso. “¡Tomen el edificio!” y “¡paren el robo!”, son algunas de los gritos que se escuchan. El video combinó la toma del parlamento con frases del discurso previo que dio Trump y sus declaraciones posteriores en la Casa Blanca en las que les dice a sus seguidores que se vayan en paz. “Vayan a casa. Los queremos. Son muy especiales”, es una de las frases de Trump que recogió el video de los demócratas.

Luego de escuchar los argumentos iniciales de los congresistas demócratas y los abogados de Trump, el Senado aprobó la continuidad del juicio al avalar su constitucionalidad en una votación por 56 votos a favor y 44 en contra. Seis senadores republicanos moderados –Bill Cassidy, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney, Ben Sasse y Pat Toomey– se sumaron a los 50 demócratas para permitir que el juicio continúe. La votación marcó el final del primer día del juicio, que ofreció choques encendidos, profundas divisiones e incluso lágrimas.

El juicio se estima que puede extenderse hasta principios de la semana que viene, cuando se espera que se realice la votación final, en la cual Trump se encamina a salir airoso: nada sugiere que los demócratas puedan conseguir el respaldo de al menos 17 senadores republicanos para llegar a la mayoría especial de dos tercios necesaria para condenar al magnate.

Los congresistas demócratas a cargo del juicio se dividieron la tarea de presentar las primeras evidencias contra Trump para acusarlo de haber incitado a la insurrección en el Capitolio y defender la constitucionalidad del juicio. Los abogados de Trump, cuya defensa recibió críticas en vivo en las redes sociales, se enfocaron en dos argumentos: el primero es que el discurso del exmandatario está protegido por el derecho a la libertad de expresión, y el segundo es que el impeachment es inconstitucional porque Trump ya dejó el poder, y es un ciudadano común, un argumento rechazado por expertos.

“¿Pregunta qué es un alto crimen y un delito menor según nuestra Constitución? Eso es un alto crimen y un delito menor”, dijo el congresista Jamie Raskin, luego del video. “Si eso no es un delito imputable, entonces no existe tal cosa”, completó.

El argumento central que ofrecieron los demócratas para enjuiciar a Trump es que, si bien Trump ya dejó el poder, era el presidente cuando ocurrió el ataque al Congreso y su responsabilidad como mandatario le cabe desde el primero hasta el último día de su mandato. “Los presidentes no pueden encender la insurrección en sus últimas semanas y luego marcharse como si nada”, fue la justificación que brindó el congresista demócrata Joe Neguse.

Los abogados de Trump, que apenas tuvieron unos días para prepararse porque el exmandatario cambió su defensa, buscaron rebatir el planteo de los demócratas al indicar que el juicio era inconstitucional porque el Senado no puede juzgar a un ciudadano común, y que el objetivo final de todo el proceso era proscribir a Trump al prohibirle que pudiera volver a presentarse como candidato. Uno de los abogados de Trump, Bruce Castor ofreció otro argumento contrario a la postura de su cliente: dijo que los votantes ya habían sacado a Trump del poder, aunque Trump nunca reconoció su derrota en la elección presidencial.

“Realmente estamos aquí porque la mayoría de la Cámara de Representantes no quiere enfrentar a Donald Trump como candidato político en el futuro”, dijo Castor, durante su argumento de apertura. “No podemos estar sugiriendo que castiguemos a la gente por el discurso político en este país”, indicó.

Otro abogado de Trump, David Schoen, acusó a los demócratas de recurrir a un partidismo “puro, crudo y equivocado” que dejará como consecuencia un país más dividido.

“Este juicio destrozará a este país, tal vez como solo lo hemos visto una vez en nuestra historia”, dijo Schoen, una frase que fue interpretada como una referencia a la Guerra Civil.

 

Fuente: lanacion.com.ar

Comentarios

Relacionadas

El papa Francisco inicia su histórica visita a Irak

Editor

La pobreza en América Latina, la más alta en 12 años

Editor

Coronavirus: qué se sabe de la P.1, la variante brasileña de la enfermedad

Editor