Jujuy OnLine Noticias

Caso María Luz Herrera: El novio se quebró en llanto y pidió declarar

El joven chaqueño imputado por la desaparición de la joven jujeña María Luz Herrera Leaño pidió declarar nuevamente ante el fiscal que entiende la causa, entró en estado de shock y se tuvo que suspender la audiencia y todo apunta a que en estos días confesaría dónde está el cuerpo de la joven.

Una fuente judicial de esa provincia confió que el viernes pasado Darío Ezequiel Godoy Florentin, novio de María Luz Herrera, se enteró a través de su abogado defensor que se incorporó al expediente judicial registros de imágenes de cámaras de seguridad, comprando combustible en una estación de servicios entre la noche del sábado 30 de septiembre y la madrugada del 1 de octubre, fecha que la Justicia chaqueña cree que la joven jujeña fue asesinada.

La fuente detalló que el joven quedó registrado comprando un bidón de combustible en una estación de servicio ubicada cerca del departamento donde convivía la pareja, por lo que comenzaron rastrillajes buscando marcas de fogatas por la zona de ruta nacional Nº 95.

Godoy Florentin solicitó una nueva audiencia con el fiscal de investigación penal Nº 4 Gustavo Valero y cuando fue trasladado a la sede fiscal de la ciudad de Roque Sáenz Peña junto a su padre, quien también está imputado y detenido, solicitó que el progenitor se retirara del recinto y antes de empezar a hablar comenzó a llorar desconsoladamente, le dijo al fiscal que quería decirle algo, pero terminó quebrándose y tuvieron que llamar a una ambulancia para que sea asistido.

Hay que recordar que Godoy Florentin y su padre Godoy Ojeda fueron detenidos el pasado 21 de octubre y la primera versión que dieron, respecto de la desaparición de María Luz Herrera Leaño dejó más dudas que certezas y terminaron contradiciéndose sobre todo dónde estaban la noche del 30 de septiembre y la madrugada del 1 de octubre.

Con este nuevo elemento de prueba que fue incorporado al expediente judicial, que involucra directamente a Godoy Florentin en la desaparición de su novia, la misma fuente judicial confió que se están agotando las coartadas que los imputados habían ensayado en las primeras semanas de detenidos y los investigadores creen que en el corto plazo se podrá saber qué pasó con María Luz Herrera.

Semana clave

Por otra parte, se supo que esta semana será decisiva para la investigación, porque serán incorporados al expediente judicial los informes de los teléfonos celulares que fueron analizados por los peritos de informática de la justicia federal de Salta y allí se podrá establecer el día, horario y dónde se activaron los teléfonos celulares de los imputados y la joven jujeña.

Cabe recordar que, según la versión del novio de María Luz Herrera Leaño, la noche del sábado 30 de septiembre discutieron porque ella quería irse a Buenos Aires y ante la negativa del joven se pelearon y este decidió ir a visitar a sus padres en la localidad de Villa Ángela, donde permaneció 4 o 5 días y cuando regresó a la vivienda que alquilaba en la ciudad de Roque Sáenz Peña, Herrera Leaño ya no estaba.

Godoy Ojeda le dijo al fiscal que la tarde noche del sábado 30, su hijo llegó a su casa y le pidió prestada su camioneta y se fue a hacer tiros para despabilarse a una finca de un amigo y devolvió el rodado la tarde noche del domingo 1 de octubre.

Darío Ezequiel Godoy Florentin está imputado por la «presunta autoría de homicidio calificado por el vínculo» (femicidio) y su padre, Darío Ismael Godoy Ojeda por la «presunta autoría» del delito de «partícipe necesario»

Sin coartada

María Luz Herrera Leaño mantuvo contacto por última vez con su madre el pasado 26 de septiembre, se encontraba en un departamento de la calle San Martín al 1.300 de la ciudad chaqueña de Roque Sáenz Peña, junto a su novio Darío Ezequiel Godoy Florentin.

El 1 de octubre, fecha que los investigadores creen que la joven fue asesinada, llamativamente sus cuentas de redes sociales, sus billeteras virtuales y su línea de teléfono celular, fueron dados de baja en horas de esa misma madrugada y la tarjeta SIM de ella estaba en poder de su novio y su aparato en manos de su suegro.

En un principio se investigó la desaparición como un presunto hecho de trata de persona, por eso intervino la Fiscal Federal de la provincia de Salta, pero luego de los informes, la investigación quedó en manos de la justicia ordinaria de Chaco y desde ese entonces se investiga como la presunta comisión del delito de femicidio.

La coartada que Godoy Florentin y su padre planificaron junto a su primer abogado, fueron echadas por tierra con los elementos de pruebas que surgieron durante la investigación sobre la desaparición de la joven jujeña y una fuente judicial le confió a nuestro diario que solo es cuestión de tiempo llegar a la verdad y establecer qué pasó con María Luz Herrera Leaño.

FUENTE: El Tribuno de Jujuy

Relacionadas

La fiscalía reclamó una pena de 12 años para Cristina Fernández por asociación ilícita

Editor

Denunciaron una red de trata que operaba mediante planes sociales en Chaco

Editor

Lucio Dupuy: Absolvieron a la jueza y a la asesora de menores

Editor