Jujuy OnLine Noticias

Neuquén: El MPN perdió la gobernación después de 60 años

 

La primera jornada electoral dejó una sorpresa en Neuquén: el candidato opositor, Rolando Figueroa, le ganó la gobernación al oficialista Marcos Koopmann. Así, el Movimiento Popular Neuquino (MPN) perdió la provincia después de 60 años en el poder. Por el momento, con el 98.44% de las mesas escrutadas, Figueroa se impone con el 35,6 % a 33,09 %.

La polarización entre Figueroa y Koopmann era la esperada. El tercer lugar supera los 12 puntos y es para el candidato del Frente de Todos, Ramón Rioseco. Este es un resultado histórico, de gran impacto para la política provincial. En principio, la fuerza que creó el candidato retador para esta gesta electoral es muy heterogénea. Más allá del partido Comunidad, “Rolo” sumó al PRO, al Movimiento Evita, y hasta un sector del radicalismo, entre otras fuerzas que se arrimaron a un armado que fue por la hazaña.

El batacazo de este domingo se cocinó a fuego lento durante años. Figueroa pensó su salida del oficialismo hace 5 años, cuando compitió en la interna por ser el candidato a gobernador del MPN con el actual mandatario, Omar Gutiérrez, y perdió. En aquel momento era vicegobernador, pero ya estaba rota la relación. Lo que vino después fue una retirada momentánea de la arena política, donde se dedicó a construir en silencio los cimentos de su vuelta. Y llegó el 2021 legislativo, donde cobró fuerza un operativo clamor para que juegue dentro del MPN para ser diputado nacional. Las PASO se presentaban como la ocasión ideal para probarse frente al electorado. Por fuera del aparato oficial, Figueroa se impuso en la interna abierta y a la postre fue electo diputado nacional.

Ese fue el primer escalón de la campaña, que se confirmó recién un año después. Consciente de que enfrentaba a un gigante que había conducido los destinos de los neuquinos en los últimos 60 años, Figueroa forjó alianzas a uno y otro lado de la grieta. Allí conquistó a los popes del PRO local, que decidieron apoyar su candidatura. También convenció al entonces presidente de la UCR provincial, que finalmente fue el candidato a intendente en la capital y terminó renunciando al partido centenario. Pero necesitaba sumar del otro lado, del peronismo. Allí logró el respaldo del líder del PJ capitalino, Marcelo Zúñiga, que es referente del Movimiento Evita.

El desafío ahora será transformar una coalición electoral en un frente de Gobierno. Figueroa es un hombre de diálogo, se forjó en sus años como intendente de Chos Malal y Huinganco, pero también en su rol como legislador provincial y al frente de la Legislatura en sus 4 años como vicegobernador. Restará ver si puede sostener la misma comunicación al mando de la gobernación. Y claro, ver qué rol tomará el MPN, que nunca fue oposición en la provincia. Será un barajar y dar de nuevo para el histórico partido, que deberá rearmarse para recuperar la identidad perdida.

La derrota del oficialismo también se viene anunciando desde hace años. Las señales estaban a la vista. En las últimas elecciones, el MPN fue perdiendo contundencia, votos. Ya no era la aplanadora de sus años dorados y debía recurrir cada vez más a las famosas colectoras. El desgaste de más de 60 años de gobierno y la elección de un candidato sin tanta popularidad, completaron un cóctel fatal.

Elecciones en Río Negro

Alberto Weretilneck, exgobernador de Río Negro

Si bien Neuquén y Río Negro comparten una fuerte impronta de partidos provinciales en sus distritos, los contextos políticos en cada una de ellas son diferentes. Juntos Somos Río Negro llega en alza, con solo 2 gestiones al hombro y con sus principales referentes con imagen positiva en buena parte de la sociedad.

Aun así, el candidato y exgobernador Alberto Weretilneck forjó una alianza a ambos lados de la grieta para sellar la hegemonía a largo plazo. Su cercanía con su par en el Senado, Martín Doñate propició un acercamiento con La Cámpora; mientras que su buen vínculo con la cúpula de la UCR le permitió sumar al partido centenario. Así, llegó reforzado a las urnas y se espera un amplio resultado a su favor.

Cabe señalar que JSRN es hoy la fuerza mayoritaria en la provincia, con amplia mayoría en la Legislatura. De 46 diputados, el oficialismo ostenta 28. Es decir, la oposición suma en total 18, de los cuales son 10 del Frente de Todos, 4 del Frente Renovador, 3 de Unidad Ciudadana y 1 de Juntos por el Cambio (PRO). También es la fuerza que más representantes tiene en el Congreso, con 2 diputados y un senador. Todo eso en tan solo 8 años de existencia.

El candidato opositor mejor perfilado es el diputado nacional del PRO, Aníbal Tortoriello, que representa a Cambia Río Negro. En tercer lugar, lejos, queda la candidata del peronismo que no se alió al oficialismo, referenciado en el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria. Se trata de la referente del Movimiento Evita y exdiputada nacional, Silvia Horne.

FUENTE: TN

Relacionadas

Chau Pacto: No se firmará el Pacto de Mayo el sábado en Córdoba

Editor

Mauricio Macri reasumió la presidencia del PRO

Editor

Senado: Nicolás Posse expone su primer informe de gestión

Editor