Jujuy OnLine Noticias

Rosario narco: el presidente de la Corte Suprema de Santa Fe aseguró que la policía perdió el control de la calle

Daniel Erbetta admitió que el territorio está en manos de las bandas delictivas que se disputan el negocio de la droga luego de crimen “al azar” frente a la cancha de Newell’s

El crimen de Lorenzo “Jimi” Altamirano, el músico de 28 años de edad que fue asesinado de tres tiros “al azar” frente a la cancha de Newell’s, desconcierta al Poder Judicial de Rosario. A una semana del hecho, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Daniel Erbetta, pidió “no naturalizar” la ola de inseguridad por la que atraviesa la ciudad y advirtió por la necesidad de llevar adelante una reforma en la estructura policial. “Se ha perdido el control del territorio”, reconoció con crudeza.

Altamirano fue baleado el miércoles de la semana pasada frente al sector de parrilleros del Coloso Marcelo Bielsa, por causas que aún están en investigación. Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra mantienen como principal hipótesis que al joven -quien nunca había tenido relación con el club- lo secuestraron y lo mataron para usarlo como medio para mandar un mensaje mafioso a Los Monos y a la barra brava. “Se cometió en una zona céntrica de la ciudad, en las puertas de un club, pareciera que ya no hay límites. No se puede tolerar que Rosario siga atravesando esta situación”, señaló Erbetta.

“Aquí hay tres elementos, tres grandes actores: la policía, el Ministerio Público Fiscal y la Penitenciaría, en algunos de estos tres sectores hay más problemas que en otros”, siguió.

En declaraciones a la emisora local LT 8, el juez se refirió a la pérdida del control del territorio en manos de bandas delictivas, que siguen enviando instrucciones aún desde la cárcel para organizar “balaceras, extorsiones y crímenes por encargo”, por lo que pidió “empezar a hacer algo”.

“Esto no va a cambiar si no se acepta el problema, si no se reconoce. Si no se asume, no voy a poder nunca pensar en una solución y a esto tiene que hacerlo la política”, expresó.

Para el presidente de la Corte Suprema provincial, Santa Fe requiere de “una reforma policial, revisar los reglamentos del sistema penitenciario, fortalecer el Ministerio Público Fiscal y esto demanda la intervención del Poder Ejecutivo, del Poder Judicial y fundamentalmente de la Legislatura de la provincia”.

“Creíamos que habíamos tocado fondo y pareciera que el fondo todavía no llega. Acá hay un problema grave, tenemos una disputa violenta por mercados que están totalmente desregulados. Por ejemplo, Hamburgo es el principal puerto de ingreso de la droga en Alemania y la policía lo sabe perfectamente, el mercado se regula y hay límites, ni muertos, ni financiamiento de la política con este dinero. Esa situación no se da en la ciudad de Rosario”, dijo.

Además, el magistrado habló sobre la creciente presencia del narcotráfico en toda la ciudad santafesina y de las dificultades de control por parte de las fuerzas de seguridad: “Hay mucha gente que trata de cumplir a conciencia con su deber, pero el problema son los niveles de autonomización y de atomización de la policía”.

“Hay muchos jefes policiales y agentes que están condenados, y otros sometidos a proceso. Están condenados porque no solo brindaron protección, sino que en algunos casos han pasado a gerenciar estos negocios conjuntamente con los sectores que controlan la calle y hacen uso de la violencia”, indicó.

En este punto, Erbetta aseguró que hay “una responsabilidad importante del poder político” y agregó que a la policía “la debe gobernar la política”.

“El proceso de autonomización de la policía se inicia años atrás. Porque de lo contrario no podrían pasar las cosas que pasan. Tampoco tener los niveles de integrantes de la fuerza sometidos a proceso penal o condenados. No es común”, continuó.

Para finalizar, el titular de la Corte Suprema destacó que esta situación “requiere de un compromiso político y de los poderes públicos, que dejen por un momento las elecciones de lado, las especulaciones electorales, y que de una vez por todas nos sentemos a consensuar una estrategia sostenida en el tiempo”.

“Hubo en Santa Fe proyectos de reforma policial y de seguridad que implicaban una mayor modernización, democratización y un fuerte control política de la fuerza policial. Puede haber matices, pero se necesita un puntapié inicial para la discusión de la reforma policial. La actual estructura policial atrasa”, enfatizó.

“No se puede aceptar la violencia y el narcotráfico como si nada se pudiera cambiar, esto interpela a la política y a los tres poderes del Estado”, señaló.

 

Fuente: infobae.com

Relacionadas

Cortes de energía por mantenimiento de redes en diferentes zonas de Jujuy

Editor

El Consejo Interuniversitario Nacional cuestionó el aumento del presupuesto exclusivamente para la UBA

Editor

Este domingo se realizará la carrera solidaria a favor de la Fundación Hosp. de Niños

Editor