Jujuy OnLine Noticias

Alberto Fernández no impondrá sanciones económicas y diplomáticas a Rusia por su invasión a Ucrania

El Presidente tampoco convocará de urgencia a la CELAC, ni pedirá una reunión extraordinaria del Mercosur para condenar la guerra desatada por Vladimir Putin.

A diferencia de Estados Unidos, Alemania, la Unión Europea (UE), Japon, Reino Unido y Canadá, Argentina no impondrá sanciones económicas, financieras o diplomáticas a Rusia por su decisión de invadir a Ucrania.

Alberto Fernández tampoco convocará de urgencia a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y ya descartó solicitar una reunión extraordinaria del Mercosur para fijar la posición del foro regional frente a la ofensiva ilegal de Vladimir Putin.

El Presidente considera que se debe “desescalar el conflicto y lograr el cese de acciones militares”, y que las sanciones financieras o bloqueos económicos no contribuyen en nada. Alberto Fernández utiliza el embargo de Estados Unidos a Cuba para robustecer su perspectiva geopolítica.

Argentina tiene con Rusia diversos convenios de inversión que fueron ratificados durante la gira presidencial a Moscú. En Gobierno ya reconocen que esas inversiones quedarán congeladas hasta que concluya la crisis global que desató Putin con su invasión a Ucrania.

La decisión política de evitar sanciones al Kremlin no implica que Argentina no sufra los coletazos de las resoluciones económicas y financieras que se tomen en Estados Unidos y Europa.

Por ejemplo: si Occidente avanza contra el Fondo Ruso de Inversión Directa, que financia la producción de vacunas Sputnik V, el país no podrá contar en tiempo y forma con las nueve millones de dosis que aun no fueron enviadas desde Moscú.

El siete de diciembre pasado, Alberto Fernández compartió un almuerzo de trabajo con las autoridades del Fondo Ruso de Inversión Directa. Ocurrió en la Casa Rosada y junto al presidente se alinearon Juan Manzur (jefe de Gabinete), Santiago Cafiero (canciller) y Martín Guzmán (ministro de Economía), entre otros integrantes del gobierno peronista.

“Fue un almuerzo excelente, productivo, en el que se abordaron temas concretos, en el que cada empresa relató de qué se ocupa, las posibilidades que observan en la Argentina, y sus intereses para invertir en el país”, aseguró Eduardo Zuain, embajador argentino en Rusia.

Zuain y el vicecanciller Pablo Tettamanti son la avanzada de Putin en el Palacio San Martín. Ellos influyeron en el Presidente y Cafiero para lograr que Argentina ni siquiera mencionara a Rusia en el primer comunicado oficial que se emitió al comienzo de la invasión sobre Ucrania.

“La Secretaría del Tesoro también impondrá sanciones de bloqueo total al Fondo Ruso de Inversión Directa, una entidad financiera estatal que funciona como fondo de dinero soberano, que se supone atrae capital a la economía rusa en sectores de alto crecimiento”, sostuvo Jen Psaki, Portavoz de la Casa Blanca.

Pero las sanciones económicas de Occidente a la oligarquía del Kremlin no terminarían en el Fondo Ruso de Inversión Directa y su eventual impacto en la economía nacional.

Puede ocurrir que finalmente se suspenda la participación de Rusia en el sistema SWIFT ((acrónimo en inglés de Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales), que mueve cientos de millones de dólares alrededor del mundo.

Si Estados Unidos logra vencer la resistencia de Alemania, Italia, Hungría y Chipre, la secretaria del Tesoro anunciará la desvinculación de Rusia al SWIFT. En este caso, Argentina sufrirá su parte de la sanción global porque no podrá hacer operaciones financieras con sus compradores-vendedores de comodities que operan desde Moscú.

Cuando describe su política exterior, el jefe de Estado alude a la agenda multilateral y a su impacto en el tablero internacional. Alberto Fernández conduce la CELAC, y Argentina es miembro pleno del Mercosur e integrante fundador de la OEA.

Sin embargo, el Presidente no tiene intenciones de convocar a la CELAC para condenar la invasión de Rusia a Ucrania, descartó solicitar una reunión de emergencia del Mercosur para repudiar a Moscú y exhibió una posición tibia cuando ayer se trataron las acciones ilegales de Putin en la Organización de Estados Americanos.

Alberto Fernández optó por una supuesta equidistancia geopolítica de Estados Unidos, Europa y Japón, cuando aún negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin Biden no hay acuerdo, y default hacia fines de marzo.

 

Fuente: Infobae.com

Comentarios

Relacionadas

Jubilaciones: Aumento del 15,53 % y tres pagos de 7 mil como bono extraordinario

Editor

Jubilaciones: Por la movilidad subirían alrededor de 16 % y se sumará un bono

Editor

Por pedido de Massa, el Senado tratará el Consenso Fiscal para que los gobernadores puedan subir impuestos

Editor