Jujuy OnLine Noticias

Nueva York: un estudio detectó ciervos infectados con la variante ómicron de coronavirus

El temor entre los científicos es que estos animales puedan convertirse en un reservorio del virus capaz de dar lugar a nuevas variantes.

Un estudio reveló que ciervos de cola blanca de Staten Island son portadores de la variante ómicron del coronavirus, altamente transmisible, lo que supone la primera vez que se ha detectado esta variante en animales salvajes.

Los hallazgos se suman a un creciente conjunto de pruebas de que los ciervos de cola blanca se infectan fácilmente por el virus. Es probable que los resultados intensifiquen la preocupación por el hecho de que los ciervos, que están ampliamente distribuidos por Estados Unidos y viven cerca de los humanos, puedan convertirse en un reservorio del virus y en una fuente potencial de nuevas variantes.

Los investigadores han informado previamente de que el virus estaba extendido en los ciervos de Iowa a finales de 2020 y en partes de Ohio a principios de 2021.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha confirmado infecciones en ciervos en otros 13 estados -Arkansas, Illinois, Kansas, Maine, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oklahoma, Pensilvania, Tennessee y Virginia-, dijo el jueves Lyndsay Cole, portavoz del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal de la agencia. Esos animales estaban infectados con variantes anteriores del virus.

Las investigaciones sugieren que los ciervos se contagian del virus a través de los seres humanos y lo transmiten a otros ciervos y no hay pruebas de que los animales lo transmitan a las personas. Pero la circulación generalizada del virus en los ciervos a largo plazo daría al virus más oportunidades de mutar, dando lugar a nuevas variantes que podrían pasar a las personas o a otras especies animales.

“La circulación del virus en los ciervos ofrece oportunidades para que se adapte y evolucione”, afirma Vivek Kapur, microbiólogo veterinario de la Universidad de Penn State, que forma parte del equipo de investigación de Staten Island. “Y es probable que vuelva a perseguirnos en el futuro”.

Los investigadores también descubrieron que uno de los ciervos con ómicron ya tenía un alto nivel de anticuerpos contra el virus, lo que sugiere que puede haber sido infectado previamente. El ómicron ha demostrado ser capaz de evadir algunas de las defensas del sistema inmunitario en los seres humanos. Si es igual de evasivo en los ciervos, los animales infectados durante brotes anteriores pueden ser vulnerables a la reinfección.

“Es decepcionante, pero no es sorprendente”, afirma el Dr. Scott Weese, veterinario especializado en enfermedades infecciosas de la Universidad de Guelph, en Ontario. Mientras que la Dra. Samira Mubareka, viróloga del Instituto de Investigación Sunnybrook y la Universidad de Toronto, dijo: “Ómicron es bastante omnipresente”.

La nueva investigación, que aún no ha sido publicada en una revista científica, es una asociación entre los investigadores de Penn State, la organización de conservación sin fines de lucro White Buffalo, el Departamento de Parques y Recreación de la ciudad de Nueva York y otras instituciones. Como parte de un estudio de control de la población de ciervos, White Buffalo ha estado trabajando con la ciudad para capturar ciervos locales y esterilizar a algunos de los machos jóvenes.

Vivek Kapur, microbiólogo veterinario de la Universidad Estatal de Pensilvania y miembro del equipo que llevó a cabo la investigación en Staten Island.
Vivek Kapur, microbiólogo veterinario de la Universidad Estatal de Pensilvania y miembro del equipo que llevó a cabo la investigación en Staten Island.Hannah Yoon para The New York Times

Entre mediados de diciembre y finales de enero, los trabajadores de campo recogieron muestras de sangre de 131 ciervos capturados, así como hisopos nasales y amigdalinos de un subconjunto más pequeño de animales. En esa muestra, los investigadores descubrieron que casi el 15% de los ciervos tenían anticuerpos contra el virus en la sangre, lo que sugiere que los animales se habían infectado previamente con él.

Los expertos en salud afirman que los ciervos de cola blanca podrían convertirse en un reservorio del virus, poniendo en riesgo a personas y animales.

Las pruebas de RCP de los hisopos de 68 ciervos también revelaron que siete estaban activamente infectados por el virus en el momento de la toma de muestras y revelaron que tenían un patrón de mutaciones que sugería la variante ómicron.

Los investigadores han secuenciado ahora cuatro de esas muestras y han confirmado que al menos cuatro ciervos estaban infectados por ómicron, que se propagó rápidamente por la población humana de Nueva York en diciembre. “La reciente oleada se está extendiendo”, dijo el Dr. Kapur.

Además, advirtieron que era imposible sacar conclusiones generales basándose en el único ciervo que dio positivo en las pruebas del virus y que además tenía altos niveles de anticuerpos en la sangre. No podían descartar la posibilidad de que el animal hubiera desarrollado esos anticuerpos durante el curso de su actual infección.

Pero si los hallazgos se mantienen, y los ciervos pueden ser reinfectados repetidamente por nuevas variantes, aumenta el riesgo de que los animales puedan convertirse en un reservorio del virus, dijeron los científicos.

En Estados Unidos, el coronavirus se ha cobrado ya más de 900.000 vidas en todo el país, y las tasas de mortalidad de Covid-19 siguen siendo alarmantemente altas. El número de nuevas infecciones, sin embargo, ha disminuido.

 

Fuente: lanacion.com.ar

Comentarios

Relacionadas

El papa Francisco dijo que Cuba “es un símbolo” y sostuvo: “Lo confieso, con Raúl Castro tengo una relación humana”

Editor

Gustavo Petro, el exguerillero que en su tercer intento llegó a la Presidencia de Colombia

Editor

“¿Desnazificar Ucrania?”: la historia detrás de la justificación de Vladirmi Putin para invadir ese país

Editor