Jujuy OnLine Noticias

En Medio Oriente el conflicto que amenaza con escalar

Predecir y Medio Oriente son palabras incompatibles. Muy pocos se animan hoy a vaticinar qué puede pasar en un conflicto que amenaza con escalar a nivel regional tras el lanzamiento de misiles desde el sur del Líbano hacia Israel. Los muertos son más de un centenar en la Franja de Gaza y los cohetes lanzados desde ese enclave palestino contra territorio israelí superan el millar.

La enésima crisis que afecta a israelíes y palestinos ocurre a la vista de un mundo árabe que ya no reacciona contra Israel como lo hacía en el pasado. ¿El motivo? “Básicamente porque no estamos en los ’70 ni en los ’80. La unidad árabe en la cuestión palestina no es tan fuerte como lo fue hace 20, 30 o 40 años. Varios países del área ya han reconocido a Israel”, dijo a TN.com.ar el académico venezolano Jairo Lugo-Ocando, director de formación ejecutiva y de posgrado y profesor residente de la Northwestern University de Doha, Qatar.

Lugo-Ocando, graduado en Estudios de Medios y Comunicación de la Universidad de Sussex y con una maestría de la Universidad de Lancaster en relaciones internacionales, dijo que el nuevo conflicto no ha provocado las multitudinarias marchas a favor de la causa palestina en la región que se organizaban hasta hace unos años. “Solo en Doha -apuntó- ha habido manifestaciones”.

“Esto ocurre a nivel gobiernos. En los pueblos árabes ese respaldo se mantiene inalterable”, indicó.

Al respecto, la embajadora de Israel en la Argentina, Galit Ronen, dijo este jueves en TN que en los últimos tiempos su país firmó acuerdos de paz “con cuatro países árabes: Marruecos, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos y Sudán”.

“Ya tenemos 6″ tratados de este tipo con el mundo árabe, sumando a los suscriptos en el pasado con Egipto y Jordania, detalló.

Qué pasa en los países árabes
Lugo-Ocando, que reside en Doha desde hace tres años y medio, aseguró que “los gobiernos de Medio Oriente han sido mucho más precavidos” en esta nueva escalada bélica. “No ha habido esa solidaridad automática que se veía en años anteriores”, y añadió: “No solo en la cuestión palestina. Tampoco en el caso de la minoría musulmana china”, los uigures, que habitan en la región occidental del Xinjiang.

“No ha habido esa solidaridad automática a pesar de que, a mi juicio, Israel ha cometido una respuesta desproporcionada”, sostuvo.

Sin embargo, la Liga Árabe, a través de su secretario general, Ahmed Abulgueit, condenó los ataques israelíes a Gaza que provocaron más de un centenar de muertos, entre ellos al menos 13 niños, y advirtió que “no ha habido ni un solo incidente en el que la violencia comenzase por la parte palestina”.

El catedrático consideró que “la política interior y los intereses de los países árabes han cambiado muchísimo” y señaló que el de hoy es un contexto bastante diferente al que había hace 20 o 30 años.

“Todos los cohetes que se lanzan desde la Franja son de Hamas, que gobierna Gaza y tiene en especial el respaldo de Irán. Pero hace 30 años, cuando Irak estaba aún bajo el mando de Saddam Hussein, los palestinos conseguían grandes apoyos de Bagdad. Además Siria no estaba en guerra. Los palestinos tenían una base de apoyo más grande, sobre todo de los regímenes más seculares, como Siria e Irak”, señaló.

Y agregó: “Hoy Irak es un país muy fragmentado, con muy poca fuerza en el norte, en la región del Kurdistán. Siria está en ruinas. Los palestinos no tienen hoy esa base de apoyo. Le quedan los regímenes árabes del Golfo, que era muy solidarios. El mundo árabe está muy fragmentado y no tiene la misma capacidad de respuesta”, aseveró.

Lugo-Ocando recordó que Egipto “fue un gran apoyo para los palestinos”, pero ha perdido el peso de otros años. Sin embargo, El Cairo sigue siendo la principal esperanza de mediación en el conflicto. Además la influencia estadounidense, de acuerdo al analista, ha mermado en la región.

“Estados Unidos sigue siendo un elemento militar muy fuerte, pero después de Irak sus tropas van a abandonar Afganistán el 11 de septiembre. En Siria, los rusos están mucho más presentes. Washington tiene mucho menos influencia en la región de la que tenía hace 30 años. Por ello su capacidad para mediar es menor”, además de que su respaldo histórico a Israel genera siempre la desconfianza del mundo árabe, comentó.

En ese sentido, la embajadora Ronen dijo que en otros conflictos anteriores, como el del 2014, Egipto, Estados Unidos, Rusia y Alemania mediaron entre las partes.

“Y ya se están moviendo. Vamos a ver si lo logran. Ojalá que sí, pero en este momento no hubo éxito”, indicó.

Cuál es el rol de Irán
Teherán es un aliado clave de Hamas y del Hezbolá libanés, el movimiento chiíta cercano al gobierno iraní y responsable del atentado a la AMIA. “Hamas tiene apoyo financiero y militar de Irán, pero Teherán no tiene la capacidad de unificar al mundo árabe en torno a Palestina”, afirmó Lugo-Ocando.

“Con el único país árabe que Irán mantiene una relación más o menos estable es Qatar porque ambos comparten las reservas de gas más grandes del mundo”, indicó.

Hamas, responsable del lanzamiento de cientos de cohetes contra Israel en los últimos días, gobierna la Franja de Gaza desde 2006, cuando ganó las elecciones en ese enclave al derrotar a su rival político Fatah, que gobierna Cisjordania. El grupo es considerado una organización terrorista por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, entre otros.

La embajadora Ronen recordó que “la carta de Hamas dice que la única forma” de crear un Estado palestino es a través de la Yihad, la “guerra santa”.

“El problema es que estos extremistas controlan la Franja de Gaza. Con la ANP (Autoridad Nacional Palestina que gobierna Cisjordania) tuvimos negociaciones y acuerdos. Vacunamos a 100 mil palestinos y a su equipo de salud, pero Hamas es una organización terrorista y antisemita”, aseveró la diplomática.

Y añadió: “Si fuese posible hacer una tregua estamos dispuestos, pero no creo que sea posible. Necesitamos que los cohetes cesen. Si se para, acaba todo. Israel está protegiendo a sus ciudadanos y nada más. Reaccionamos porque es nuestra obligación como Estado. Imagínense si cayeran en Buenos Aires 1700 cohetes. ¿Qué harían?”, preguntó.

“En algún momento -insistió- tenemos que parar la amenaza contra nuestros civiles. Es nuestro deber”.

Para Lugo-Ocando, en medio de este conflicto que amenaza a Medio Oriente, “uno de los efectos de la crisis es la competencia de los países musulmanes para arrogarse el liderazgo árabe en el mundo”.

Y afirmó: “Lo que hay es un vacío de liderazgo internacional en la región”.

El frente interno israelí
Para el analista es necesario además evaluar la situación interna de Israel. “El país está en manos de un líder que está corriendo contra su propia supervivencia política. El gobierno de Benjamin Netanyahu está basado en acuerdos mínimos. Hoy lo que define la política israelí son los grupos de ultraderecha”, que inclinan la balanza a través de coaliciones a pesar de ser minoritarios, consideró.

El conflicto, según Lugo-Ocando, apuntala al gobierno israelí.

Y concluyó: “La población árabe-israelí es el 20% del total. Si alguien logra unificarla sería un peligro para Israel”.

FUENTE: TN

Comentarios

Relacionadas

Perú: Con el 90% de las actas procesadas, Keiko Fujimori se impone a Pedro Castillo por escaso margen

Editor

Netanyahu cuestionó a Alberto Fernández por su voto en la ONU a favor del grupo terrorista Hamas

Editor

La embajada de Israel expresó su “preocupación” por el polémico comunicado de la Cancillería argentina

Editor